SOLO SOY CRITICABLE EN EL MARCO DE LA IDEA QUE YO TENGO DE MI MISMO
(Ricardo Piglia)

S I R E N A S
A H O G A D A S
E N V O D K A


sábado, 16 de marzo de 2013

jose luis d Amato, cuarenta años despues: campanas en la noche

La vida es un largo camino rodeado de flores con una tumba al final. Él dijo eso, y debemos perdonarselo porque tenía 15, 16 años y yo, que andaba también por ahí,  le había preguntado que era ser existencialista. También había hecho un dibujo, de un sendero con flores y la cruz . Para ilustrar la idea.
Era una carta de correo, llena de mediatizaciones: el papel rayado, la compra de la estampilla, el viaje postal, la incertidumbre de la entrega, no como esto de ahora, sin precio, La carta postal tenia ese valor agregado de los viajes en el espacio y las esperas.
Tratando de ir para atrás en el maremagnun de datos idiotas que  guardo en la red neuronal, me parece que se llamaba José Luis D Amato y vivía en Córdoba.¿en Cordoba o en Villa Luro? ja, todo lo mismo, el tiempo, ese gran emparejador... donde las cosas pueden ser una cosa u otra, como en un sueño.
 No lo podría asegurar, pasaron 40 años y esa carta tuvo el destino de la  basura antes de que yo me casara y adecentara la cajita de recuerdos, dejando de lado todas las reliquias innecesarias para esa nueva vida.
Él me había escrito por un aviso en ¿la cronopios, la pinap? donde junto con mi direccion, mi nombre y mi edad figuraba mi amor por spinetta. Junto con la suya habían venido otras que empezaban diciendo "Soy un joven privado de la libertad" y una grafía que daba pavura y que yo había descartadosin asomo de  remordimiento.
Habrán sido cinco o seis cartas y luego nada. Todo es efímero.
Y me olvidé. Para siempre.
Los objetos son fácil de deshechar, la basura o el fuego, o simplemente su dehicencia en la nada ¿ que sentido tenia guardar ese boleto de tren, ese souvenir de vaya a saber uno que medianoche?
Pero la memoria es mas ladina. Hoy por ejemplo de la tierra del olvido  te viene una definición que un adolescente te dio cuando le preguntaste que era ser existencialista y hacés fuerza y hasta aparece un nombre, una localidad, un dibujo.
Es de la filigrana de lo únicamente humano que la memoria venza al olvido, y así como un perfume te inunda las narinas sin que lo busques, un dibujo olvidado, a mano alzada, mal hecho, te vuelve para sorprenderte de cuando te alcanzaba una definición defectuosa para justificar una carta, un correo, un buzón
Oh sirena, si que sos una gran , gran tejedora



3 comentarios:

  1. Me gustó el texto y me hizo recordar mi bronca hacia el Gran Emparejador que como ud. bien dice es el tiempo... Ah, y nuestras propias cabezas distorsionadoras, que de tanto pasar el mismo cassette de algún recuerdo ya lo escuchan diferente, si es que no se pierden los agudos o se enrieda la cinta antes.
    Hacía mucho que no pasaba. Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Por lo visto, el recuerdo sigue estando ahí, en alguna circunvolución. Una definición, un posible nombre, un Posible lugar, un dibujo. Las cartas, esas cartas, tienen destino de anécdota.
    Me hiciste acordar de mis propias 'aquellas' cartas. Yo nunca las pude olvidar.
    Gracias!

    ResponderEliminar
  3. Yo conozco a Jose Luis d'Amato y vive en San Marcos Sierra, Cordoba.
    Saludos

    T

    ResponderEliminar

las palabras son redes que nos ayudan a sostenernos.
no te podes imaginar lo importante que es para mi tu comentario.

algo viejo que merece volver a leerse.

cateterismo

La mañana se desliza entre nescafé y el viaje a la clínica, él manejando con auto mientras el otoño, otro otoño, otro mas, casi rutina y des...