SOLO SOY CRITICABLE EN EL MARCO DE LA IDEA QUE YO TENGO DE MI MISMO
(Ricardo Piglia)

S I R E N A S
A H O G A D A S
E N V O D K A


sábado, 11 de junio de 2011

peña peronista vs. asalto.

viene del post anterior o mejor dicho de los comentarios del post anterior.
Las informaciones recogidas por los comentaristas (la unica, Marcela, a quien agradezco) son menos confiables que las de los religiosos que le mandaban cartas a Frazer con lo que robó despues en la National Geographic con La Rama Dorada.
 Son menos confiables aun que las fotos "espontaneas" que les tomaba el marido de Margared Mead a las adolescentes en Samoa (supe saber que las chicas se paseaban haciendo poses cual floggers para el quia y de esponateno na). Hecha esta apostilla antropologica para que sepan  cuan culta es esta escriba (ingrediente necesario en toda tesis que necesite de su aprobacion a subsidio o beca) sigamos con el tema.
Lo que Marcela afirma es de poco valor puesto que rapidamente se fue abocada a las orgias de las peñas, dejando de lado los pateticos asaltos, objeto de nuestra investigacion. Las peñas peronistas deberan ser narradas por peronistas. Pero vino y amores, no faltaban.
No obstante,el informe Bernal trae a colacion lo de los discos italianos. Fetivamente, Luiggi Tenco, Modugno,Mina y otras aberraciones mediterraneas se colaban en las carnestolendas puberes. Y junto con el festival de san remo, giraban en los combinados discos de Sandro, Adamo, Johny Rivers, y los compilados del momento, supongamos Sotano Beat.  y asi iba transcurriendo la noche (que empezaba con las jovenes nubiles a las 21 hrs. y se hallaba en su apogeo a las 23 hs. en que ya nadie entraba y ya era tarde para lagrimas):
Las tias y abuelas eran condimento infaltable. Supongo (no puedo hallar testimonio de abuelas de aquella epoca porque todas estan fenecidas y no han dejado documentos escritos) que las madres pedian que otras mujeres acudieran en ayuda para frenar la lascivia acotada bajo kilos de rimmel, toallas modes, (justo hoy, digo yo ¿se me nota?) raya de profundidad en lapiz de ceja marron (en el pliegue del parpado se dibujaba una raya marron para hacer la mirada mas profunda) polvos angel face, que tenian la funcion de ocultar lo que la barrocutina no habia podido arrasar, y otros afeites propios de la epoca en el cual no faltaria el delineador negro y aun las pestañas postizas o las pestañas de abajo pintadas con delineador en la cara, tal cual lo hacia la modelito Perla Caron.
Efectivamente hay una antinomia entre la presencia de las tias y la opacidad de las luces. A mas tias, mas luz, a menos tias, menos luz. A la hora de los lentos. Pero los lentos, como otras situaciones tipicas de la carnestolenda llamada asalto, necesitarian  de otro desarrollo, que el alcance de este post (que supongo a nadie interesara, como toda tesis que se precie) no puede abarcar.

1 comentario:

  1. Hay veces en que me da una enorme alegría no haber vivido en esas épocas ni haber tenido que lidiar con 'escolta' la hora de querer andar chapando... :P

    Upalalá!!!

    Escribí 'chapando' yo??

    Permisito que se me cayó una sota... :S
    jajajajajajajaja

    BESUTIS

    ResponderEliminar

las palabras son redes que nos ayudan a sostenernos.
no te podes imaginar lo importante que es para mi tu comentario.

algo viejo que merece volver a leerse.

cateterismo

La mañana se desliza entre nescafé y el viaje a la clínica, él manejando con auto mientras el otoño, otro otoño, otro mas, casi rutina y des...