domingo, 19 de junio de 2011

pater nostro

mi papá sabía hacer de todo. Me duele verlo viejo y cansado, y hasta le cambió la energía con los años. Ahora es quejoso y mezquino y antes era generoso como un santo y estaba siempre dispuesto a arreglar relojes, hacer cosas de albañileria, tornear con un pequeño torno la madera, cocinar.
Me parece que no tengo nada de él, salvo el apellido y los genes: ¿Que habrá esperado de mi? Esta vivo y no esta senil y sin embargo no me animo a preguntarle.
A veces me hace calentar al pedo, porque se ha vuelto mas facho ¡y eso que siempre estuvo del lado del laburante, vendia verdura con un carrito a los 10 en la calle, fue verdulero, comerciante de comidas...! Ahora esta viendo si puede encontrarle el modo a la pc y guglea cantores de tango.
Me doy cuenta que le teme a la muerte.
Mi papá sabe todas las letras de los tangos y siempre me elogia la memoria que tengo.
Es dificil entendernos, padre mio. Yo lo evito, a veces, porque no se que hablar con el. Le dirè aca, en este blog que jamas leera, que lo quiero, de una manera extraña, porque mis viejos no me dieron el don de poder decirselos en la jeta.
Mi papá un dia me hizo un puré con la papa un poco cruda. Tendria yo 8 años y eso se transformo en un chiste bobo de familia.
esta es la manera que encontré de decirle feliz dia del padre a los que leen la sirena.


.

4 comentarios:

  1. Creo que tuve una experiencia parecida con mi viejo. Lo digo por eso de la incomunicación. Hace poco que se fue. Juntá lo que sea para poder decirle las cosas que querés. Yo no pude o pude poco. Hoy lo lamento. Un beso y gracias por tu visita.

    ResponderEliminar
  2. Mandelé un feliz día a Poseidón de mi parte, Sirenita.

    ResponderEliminar

las palabras son redes que nos ayudan a sostenernos.
no te podes imaginar lo importante que es para mi tu comentario.

algo viejo que merece volver a leerse.

cateterismo

La mañana se desliza entre nescafé y el viaje a la clínica, él manejando con auto mientras el otoño, otro otoño, otro mas, casi rutina y des...