hacemos lo que podemos

hacemos lo que podemos

sábado, 15 de enero de 2011

sirena de ambulancia

La sirena pide paso, aullando.
El hilo que te ata a la vida es debil, la amenaza feroz.
El tipo- menos de treinta - que estamos trasladando esta muerto, pero la madre no se da cuenta y reza fuerte. Estoy en la cabina y la escucho armando una oracion con cachos de oraciones distintas. La mueve la fe.
El enfermero me hizo un gesto de "el tipo esta muerto" apenas arranco la ambulancia, golpeando el vidrio que nos separa, y sin embargo hace la simulacion idiota de que da cuidados al muerto para no empeorar la escena.. Es bizarro.
Mi compañero, el chofer va a los pedos,simulando urgencias. La sirena ahoga los otros ruidos. El tipo cuya madre reza y llora se electrocuto al intentar colgarse, haciendo un puente con un cable del vecino En su cuadra la mitad tenia luz y la otra apagon. Cuando murio, la parte que tenia luz quedo sin ella.
La sirena ulula saturandome el oido, como algunos vinos te inundan en fondo de boca.
Ahogada en la musica hipnotica de la sirena solo pienso en la botella de stolich que me consuela cuando el trabajo no sale bien.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

las palabras son redes que nos ayudan a sostenernos.
no te podes imaginar lo importante que es para mi tu comentario.

algo viejo que merece volver a leerse.

cateterismo

La mañana se desliza entre nescafé y el viaje a la clínica, él manejando con auto mientras el otoño, otro otoño, otro mas, casi rutina y des...