hacemos lo que podemos

hacemos lo que podemos

domingo, 9 de enero de 2011

PECADOS EN LA CAPITAL /Numero 1 :La envidia

¿¿¿pero que tenes que envidiar, pelandruna, no gastes polvora en chimangos!!!
DESCRIPCION dicen algunos giles que la envidia es verde, pero eso es señal de que tienen el soft  mal configurado. Porque la esperanza es, con justicia, verde.La envidia puede no tener color, pero huele a pis rancio.
La envidia es el sentimiento mas triste del  planeta, ni siquiera es pecado, es una abominacion del ser que sos.
IMAGEN Ella se mueve gracilmente, ella es un animal hembra, maduro, en su esplendor. Una cierva en la vegetacion. Vos la ves trepar entre las piedras con ese equilibrio perfecto, envidiando el oleaje del viento en su pelo, las curvas de duna de su cuerpo de mina en flor,  perfeccion que te duele. Quedan fuera de foco tus propias perfecciones,como criatura divina que sos,  la envidia acido muriatico cuando cae en una superficie la corroe.Un lechazo de acido en el plexo solar.  Fantasma en el paraiso, atisbas a la chica de la pelicula, desde las bambalinas del teatro.
ADVOCACION La envidia no merece castigo alguno, sino mas bien, es un castigo y de los malos. Purgaras tu sombra y seras libre, alguna vez. Ora entonces:
Maria madre de los dolores, haz que tu hija sea libre de la envida, Oh, Señora mía! Y consagro en este día mis ojos, mis oídos, mi lengua, mi corazón; en una palabra, todo mi ser. Madre de bondad, guardadme de la envidia que empobrece los corazones y los transforma en pure de batata
CONCLUSIONLa envidia no es verde, la envidia es un moco transparente, una pupa  que te deja colgada a un arbol como un bicho canasta. 

Recomendacion para la sanacion de las almas:Lavatelaconchampu y refregate las piernas con un trapito, hermana. No envidies, que se te van a caer los ojos al suelo y se los van a comer las hormigas. Os he advertido y tomaré de mi propio jarabe que quien este libre de pecado, no es de esta comarca.

2 comentarios:

  1. Como decía Arlt, la envidia y los celos son lo mismo pero al revés.

    ResponderEliminar
  2. tremenda la envidia. Estee, me hubiera gustado estar sentado en esa mesa, ahí justito en el medio de las dos, con poco lugar disponible, bien apretado.

    ResponderEliminar

las palabras son redes que nos ayudan a sostenernos.
no te podes imaginar lo importante que es para mi tu comentario.

algo viejo que merece volver a leerse.

cateterismo

La mañana se desliza entre nescafé y el viaje a la clínica, él manejando con auto mientras el otoño, otro otoño, otro mas, casi rutina y des...