sábado, 5 de agosto de 2017

algo lindo para leer, de mi otro blgo

https://elnosoyloquedeberia.wordpress.com/2013/01/16/blues-de-la-calle-lavalleja/

2 comentarios:

  1. Comento acá, por costumbre y porque word press después me manda mails para que acepte no se que cosa y me embola, ja!
    Pero tengo mucho para decir de esta entrada/enlace.

    Lo que contás del barrio es para aplaudirte. Hay tantos que lo intentan y no tienen ni un gramo de tu puntería. Cuando hablas de gente como Maruja o la "chica de la gomería" o "el cabezón" siento que vuelvo en el tiempo o que salgo a la calle.
    Pero además está el cómo lo describís. Hay un filtro ahí que me encanta. Sería la visión de "la mina que tiene una gran biblioteca".
    ¿escuchaste alguna vez esta canción? Tal vez te guste, aunque sea la letra:
    https://www.youtube.com/watch?v=aLdOO02zEpA


    Sueiro (del que hablamos "en off") es el mismisimo que presentaba los shows de las Pastillas. Confirmado. No habia visto el video de Tantas Escaleras y es ese. Un capo, la canción a Maradona la tengo como la segunda mejor canción al Diego después de la de Los Piojos. Me emociona mucho escucharla, tiene de todo un poco. ¡Y yo creía que el tipo era licenciado en letras o periodista o editor!

    Beso, y mis felicitaciones.

    ResponderEliminar
  2. es verdad, comentar en el otro blog es imposible... desde un teléfono seguro que es así...

    yo estoy tan evocador que todo recuerdo me gusta, sea una anécdota o una gran historia... con lo de los balnearios se podrían hacer cuentos...

    yo iba a mardel, cuando se podía... salteado digamos... el rock nacional nuevo se me escapa... soy el nono del rock jaja... saludos....

    y copiá la entrada acá, no seas vaga la próxima...

    ResponderEliminar

las palabras son redes que nos ayudan a sostenernos.
no te podes imaginar lo importante que es para mi tu comentario.

algo viejo que merece volver a leerse.

cateterismo

La mañana se desliza entre nescafé y el viaje a la clínica, él manejando con auto mientras el otoño, otro otoño, otro mas, casi rutina y des...