SOLO SOY CRITICABLE EN EL MARCO DE LA IDEA QUE YO TENGO DE MI MISMO
(Ricardo Piglia)

S I R E N A S
A H O G A D A S
E N V O D K A


domingo, 8 de noviembre de 2015

violencia de genero

Tenían pinta de malos, de esos que te hacen cruzar de vereda o agarrar la mochila mas fuerte.
Pero el falso metrobus de la plaza de Lanus, a esa hora, era un vergel de laburantes y señoras con bolsitas y carteras de falsos cueros de colores con tachas, y no daba cruzar, ni habia donde, ni porque.

Era tan flaco que vos pensabas que ahi faltó comida y sobró mate cocido. La camisa azul de vaquero, finita y lavada hasta el hartazgo, los pantalones colgados,  los brazos largos y que se movían como haciendo señales de que venia el tren.

- ¿te imaginas que venis de trabajar y encontras a tu mujer que le están haciendo el ojete? decía
Yo la mato, le tiro como a una rata hasta que la veo muerta. ¿Vos la perdonarías?

No se me ocurre que ese varón que orillaba los 30, o tal vez menos (la falta de dientes envejece) pudiera pensar que su mujer no es "su" mujer, y que el ojete en cuestión es cosa de ella, y que en todo caso la falta de delicadeza de faltar a la promesa de amor eterno no debería ser sancionada con la muerte "como a una rata", sino con el desprecio o el abandono.

Tampoco se me ocurre que el codigo de etica rigiera para el mismo, sino simplemente para esa "su mujer"

Pertenezco a un estrato social donde las cosas no se dicen tan claramente, pero no creo que se lo debe justificar bastante al pibe y su desolación al narrar a su compañero la escena extrema.

Me rompe soberanamente la expresion "violencia de genero". Hay violencias. Ilimitadas violencias.
Pero me parece que aca, cuando hablamos de una mujer que no es dueña de hacer de su culo un pito so pena de morir como una rata, es propio hablar de eso.

Todo cambia, supongo. No se. Tal vez.








No hay comentarios:

Publicar un comentario

las palabras son redes que nos ayudan a sostenernos.
no te podes imaginar lo importante que es para mi tu comentario.

algo viejo que merece volver a leerse.

cateterismo

La mañana se desliza entre nescafé y el viaje a la clínica, él manejando con auto mientras el otoño, otro otoño, otro mas, casi rutina y des...