lunes, 19 de octubre de 2015

con un bicho salvaje en el medio del pecho

El malestar es un bosque tupido
una argamasa de ramas
que ocupan el espacio del aire
dentro del cuerpo

y entonces no respiras como se debe
te duele el pecho.
La vieja y peluda angustia
Nada nuevo
Impresionante bosque
 te coloniza como lo hacen los vegetales
con las ciudades abandonadas
y querrias  talarlo,
escribiendo
a fuer de machetes las palabras
y el chisme que no funciona

Ah, si puedas correr, mucho,
ah, si los años no te hubieran cortado las gambas

El malestar es un cancer
y queres que te lo operen
curadores de almas
a los que -lamentablemente- no pensas consultar

Es la vida, te decis
todo pasa.

Una pata de elefante en el pecho,
si, como  un infarto
un feto que crece con una cabeza deforme
una serpiente enroscada mucho mas arriba de la matriz
(ahora, mientras corregis este poema
te pones un dedo ahi
lo ubicas claramente
un punto perfectamente definido en el mapa de tu cuerpo)

Pensas, tal vez,en un chakra
 pero tocas de oído
ni siquiera, sin esfuerzo,, podrias nombrarlo

Y vez que se expande como un sol maligno
como un puño que te agarra por adentro y aprieta fuerte.

hasta se te ocurre que eructando podrías aliviarte
forzas incluso la idea
 empujando con la panza para arriba
y nada

Malaria del sinsentido, carajo

Confias en curarte
mientras planchas la ropa
 que sacaste de la soga recien.

todo pasa musitas
todo
pasando la mano por el bicho salvaje que tenes en el medio del pecho

de nuevo con esto? (clikear ahi)

3 comentarios:

  1. En este caso el malestar que deriva en un buen poema! Quién no se ha sentido ese puño?

    P/D: Rosario siempre estuvo cerca!

    ResponderEliminar
  2. Como cantaba Palo Pandolfo "cargás con tu pena, pero podés tirartla". Igual esta cosa que escribió es un gran cachetazo- Un abrazo.

    ResponderEliminar

las palabras son redes que nos ayudan a sostenernos.
no te podes imaginar lo importante que es para mi tu comentario.

algo viejo que merece volver a leerse.

cateterismo

La mañana se desliza entre nescafé y el viaje a la clínica, él manejando con auto mientras el otoño, otro otoño, otro mas, casi rutina y des...