miércoles, 22 de julio de 2015

aguafuertes europeas Conductas en los aeropuertos.

Todos los aeropuertos son hostiles. Alguien que te habla en ingles te mira como si tuviera la facultad de agarrarte en falta y deportarte, y vos no entendes muy bien que quiere que te saques el cinturon y que pases por la cinta tu maquina de sacar fotos, aunque vos sabes, lo tenes muy claro que la van a someter a rayos magneticos que te van a descalibrar el alma y la memoria. Cuando tu valija de mano pasa, vos sabes que te van a mirar el termo, que tu celular esta en veremos, que las valijas, sospechosamente van a estar mas pesadas de lo que deberia.
Y luego no encontras las puertas de embarque, las sillas estan ocupadas y haces colas para nada, si total tenes el asiento asegurado y todo pesa mucho y los bares tienen las cocacolas y los cafes demasiado caros y esta bien que haya señales pero no las entendes, aunque estemos hablando de madrid
Los aeropuertos son hostiles y vos pensas que mierda, ahora subo al avion y me relajo pero no. No te relajas, la comida es siempre horrible, los asientos incomodos y el viaje es largo.
Afuera las nubes enturbian la vista (aunque algun milagro sucede, a un lado del avion es de dia y al otro lado la noche ganò al cielo)
y no te relajas, carajo, no te relajas.

Te acordas de cuando eras inocente y pensabas en el avion como en la gran vidurria, con champagne y azafatas reinas del mundo, y asientos comodos y vos echada como un pacha, como si fueras una princesa de margi.

Todos los aeropuertos son hostiles, como si algo malo te esperara. No tengo miedo a volar, pero tengo miedo que algo malo me pase en los aeropuertos y no pueda nunca volver a casa. Ni tengo el consuelo de apelar a la fobia. Muerdo el polvo y muestro mi pasaporte.
Adelante señora: está todo en regla, gracias por volar con Air France.

2 comentarios:

las palabras son redes que nos ayudan a sostenernos.
no te podes imaginar lo importante que es para mi tu comentario.

algo viejo que merece volver a leerse.

cateterismo

La mañana se desliza entre nescafé y el viaje a la clínica, él manejando con auto mientras el otoño, otro otoño, otro mas, casi rutina y des...