SOLO SOY CRITICABLE EN EL MARCO DE LA IDEA QUE YO TENGO DE MI MISMO
(Ricardo Piglia)

S I R E N A S
A H O G A D A S
E N V O D K A


jueves, 9 de julio de 2015

aguafuertes europeas. Babel

En Roma el pasaje de colectivo (una especie de trolebús, con vías sobre la calle) sirve para todo el día. Eso ha hecho que en caso de necesidad y urgencia yo viajara sin boleto simulando haber tomado uno anterior. La pequeña estafa era subsidiaria de no haber encontrado estanco donde lo vendieran. (marcados con una letra T) o no tener destreza o confianza en la propia destreza para usar unas maquinas donde se venden tabaco o boletos.
Yo hablo muy bien italiano, me he dado cuenta allì. Todo el mundo me entendía y cuando me faltaba una palabra la decía en ingles (no en spagnolo)  y asunto arreglado. El ingles domina al mundo y eso es triste. Incluso en Cataluña (Cataluña no es España) daban los avisos en el aeropuerto primero en catalán (Barcelona no es España) y luego en ingles ¿y nuestra hermosa lengua española?
Cuando llegamos a Granada, èl me dijo "voy a poder hablar con alguien en castellano". El hablaba conmigo, claro, pero eso no cuenta. Babel es amarga.

Yo hablo muy bien italiano y nunca aprendí y no sabia que lo hablaba. No me tengo confianza en general y mucho menos para los idiomas : en Brasil dejo que escuchen otros. El portugues brasilero no me va.Tampoco me tengo confianza para entender las series en ingles de la tele. Pero hablo ingles (en lugares donde nadie hablaba spagnolo me he arreglado con mi ingles, y digo con orgullo que muy bien. Pude decir que el desayuno lo queria en la habitacion y no en la terraza y entender lo que decia el tipo del barco que navegaba por el Egeo y eso no es poca cosa)
Jorge me miraba poliglota y yo estaba muy orgullosa: Cuando llegué a casa y contábamos acnedotas del viaje, yo le decia "contales que bien me arregle con el ingles". Y él asentía. Mira mamá, sin manos.
Es que ninguno de los dos teniamos confianza en mi.
Ahora bien, he leìdo una novela completa en frances ¡¡¡ una novela completa!!! La situacion de la lectura es infantilmente importante de contar. En esas épocas -no era madre aun- estudiaba psicoanálisis como se estudiaba entonces: en catacumbas. O sea, en grupos de estudio, pequeños, en el consultorio de una psicoanalista, en este caso Rinti Dangelo. Ella a su vez había estudiado con Masotta. Masotta murió de un cancer en Barcelona, creo, pero antes habia aterrizado en Paris y su destino final era ir a Alemania a aprender el idioma desde lo local. Esta es la historia que alguna vez Rinti contò y que yo refiero seguro con deformaciones. Leer Lacan en frances era la aspiracion de cualquier pichon de psicoanalista. Yo sabia algo de la secundaria y había cursado un par de cuatrimestres de francés -nada- en la facultad. Entonces Rinti me dijo que era facil leer frances, solo cuestion de ponerse, y para mi, lo que decia, era como que descendia de las tablas de Moises. Encima me presta un libro que Masotta le habia dicho que era bueno para aprender a leer frances porque era una traducciòn del norteamericano, un libro traducido, con lo cual era bastante neutro. El libro se llamaba La coulbutte (la voltereta del payaso) y era una novela negra. Asi que la lei completa.  Todo este largo preambulo para decir que yo crei que podia arreglarme con el frances Efectivamente podia leer las indicaciones y los carteles que decian este monumento tal cosa.
Pero nadie me entendía una chota. Ni siquiera una seña preguntando para donde estaba el Sena. Las pocas cenas en restaurantes fueron un salto al vacio. No sabia que pedia. El francés no es para mi a despecho de Masotta y de Lacan.
Tengo algo con el frances: a Elena, mi analista, la elegi porque (ella es francoparlante, hija de franceses) en algun momento dice algo y yo le pregunto el sentido de eso, en una supervision. Le pido que traduzca. Algo se me arma y le pregunto si queria ser mi analista. Pasaron mas de diez años. Cuando era chica me tomaban el pelo porque decia que no me importaba morirme de hambre pero queria irme a Paris. (un sueño de la bohemia de los cincuenta, que yo debi haber leido dos decadas despues)

No importa que la gente hable distintos idiomas: por lo que yo he visto (y puedo decir ahora, he andado mundo) los gestos de aceptaciòn y de rechazo, la alegria y la pena son iguales de ver en todo el mundo. Las palabras van y vienen y en algun momento las vas a cachar.

3 comentarios:

  1. En Austerlitz, a el tren para Barcelona le faltaba poco para salir, y el de la boletería me hizo parir, ¡no me entendía y el Talgo se me iba!, justo apareció detrás mío una viejita española que entendió al toque lo que pasaba y tramitó de lenguaraz. ¡Uuffff!

    ResponderEliminar
  2. Además habrás notado que en algunos lugares y especialmente en Francia a nadie le interesa entender a los que no hablan su idioma, pero sí es cierto que los gestos revelan emociones y dan sentido casi universales.

    ResponderEliminar
  3. solo fui a Brasil y el portugues, que todos ven afin al español, no se entendía para nada.... pero no entendía nada!! frustración es poco lo que te agarra, por eso entiendo lo de tu francés y la comida.... y también que no querías ir a París siendo un deseo de tu vida (??)....

    mujeres....

    ResponderEliminar

las palabras son redes que nos ayudan a sostenernos.
no te podes imaginar lo importante que es para mi tu comentario.

algo viejo que merece volver a leerse.

cateterismo

La mañana se desliza entre nescafé y el viaje a la clínica, él manejando con auto mientras el otoño, otro otoño, otro mas, casi rutina y des...