SOLO SOY CRITICABLE EN EL MARCO DE LA IDEA QUE YO TENGO DE MI MISMO
(Ricardo Piglia)

S I R E N A S
A H O G A D A S
E N V O D K A


sábado, 15 de noviembre de 2014

Los cuatro elementos.

Estoy haciendo un taller de poesía. Nos pidió la poeta que lo coordina que escribamos sobre una serie.
Elegí "los elementos", y salio esto A mi me gustan, los escribí esta mañana

Tierra

Terrón en  mano

para conocerte alucino embarrarme
y olerte  Tierra, con la trucha pegada al piso

Intento recuperar eso que he perdido,
o mas bien, que nunca tuve,
y patas en la tierra
ensuciarme en tu pureza
que las ancianitas conocen y a mi no me fue dado

tierra que sos cacharro, que sos mortaja
tierra que sos el camino mismo

Amarroname Tierra que necesito volver a las fuentes.
Ensuciarme en vos, como si me pasara por las palmas
un ungüento sanador
inventando el ritual 
que ya inventaron desde siempre
los que saben sacarte cosas
de adentro
(cosas que alimentan, por supuesto)
preñandote con su sudor hecho laburo.

Alfarera de las cosas, madre tierra
paridora de maravillas



FUEGO

La ternura de la noche conurbana
las diez de la noche en el patio, y es verano,
asadito de falda en la parrilla

En esta villa hay historias con fuego
que no voy a mentar porque esto es un poema
y a los muertos, mejor dejarlos en paz

Miramos el fuego, o tal vez lo cuidamos
para que tenerlo de amigo
para que no nos traicione.

Ronda de mate o vino en la espera

No hay lamparita ni linterna que compita con su luz
de tan bello, es un lujo 
un escándalo de rojos y naranjas.

Nos conjuramos frente a él, en ronda
como dicen que hacen los hombres desde siempre.
Queremos hablar de boludeces pero él nos tapa la boca
nos rompe el hilo de la charla.

Entonces, por cansancio, 
nos quedamos mirando el fuego, un poco idiotas
La eternidad entre los carbones
sahúma de asado el vecindario
la noche obscena de tanta estrella
y el fueguito ahí
abrigándonos quedo.

¿Sabes que cuando miro para arriba
 veo rodando el universo?

Agua

Ella cuando corre, canta y sana.

Que blues puedo cantarte, Agua,
 que no haya sido ya cantado.

Estas aquí, en mi cuerpo
Soy vos, Agua

Y en el aciago día
Que sea con aguacero, como quería Vallejo,
el pobrecito, en Parìs,
y con justicia un jueves

En tanto no me muera
las cosechas seguirán llamándote
Los amantes te usaran de excusa
 para quedarse cogiendo en los cuartos
y vos iras hermoseando  paisajes,
cobijando peces,
hamacando barcos en la mar,
mojandonos en tu leche de madre
dando de beber al sediento

Agua nuestra que estas en la vida
asi en la tierra como en el cielo
sangre transparente
circulando por las venas del universo.


 Aire. 

La danza en el aire
Parodian tules las sabanas en el tender
Por mas que las hayas protegido sembrando broches
el aire se puso viento
y va secuestrando lo que encuentra a su paso
Se lleva las hojas, los papeles que se envuelven a si mismos

Agarra el aire las basuras de la calle
y como un barrendero enloquecido
junta y desparrama.

Silba en los oídos, intenta volverte loco,  suicida.

Y luego, se rinde,
ya en paz, se calma
Te acaricia la fresca del aire
Mientras levanta  el oleaje de la ría
Para congraciarse con vos.

Baila un poco mas acá del cielo
una bolsa de nylon medio rota
Remeda un barrilete blanco
quiere ser, a tu mirada,
un pájaro de esos que hay cerca del mar,
y de los que no se el nombre,
blanco y herido.
Que baila,
            cae,
                 ensucia la calle
                     vuelve a ser bolsa
en la roña habitual
de todo fin de fiesta.

1 comentario:

  1. Los talleres literarios, si están bien llevados, sirven para aprender nuestras limitaciones y cómo superarlas, también.

    Suerte!

    J.

    ResponderEliminar

las palabras son redes que nos ayudan a sostenernos.
no te podes imaginar lo importante que es para mi tu comentario.

algo viejo que merece volver a leerse.

cateterismo

La mañana se desliza entre nescafé y el viaje a la clínica, él manejando con auto mientras el otoño, otro otoño, otro mas, casi rutina y des...