viernes, 21 de noviembre de 2014

el paraiso

La coordinadora del taller de poesía nos pidió que hiciéramos un texto sobre como imaginamos el paraíso Esta es la version final despues de unos cuantos toques

PARADISE
¿Y como será el paraíso
 de nosotras
 que habitamos los abismos?

se me hace clandestino,
viva peron,
y domingo,
de la época de la vida
en que te gustan los domingos.
Como entrar a una kermese con diez años
la pilcha recién estrenada
un cien mangos en el bolsillo
para  darle cuerda a los anhelos

Paraíso como un patio con geranios
piso damero, malvones, pajaritos,
donde falta puntual y estrictamente
la amargura de no ser la que querias

El paraíso, un lugar  lo mas pulenta
Donde no es necesario ni el olvido

Sera llegar a casa
y  esa, la casa verdadera
y entender que la casa es tu cuerpo
 y ponerte a habitarlo francamente,
 sin renuncios, a  lo bestia
celebrando el tener cinco sentidos

O mejor un paraíso
mansión super de luxe, condominio
y que se vengan los amores a curtirlo
Oquedades  agujeros  tibiezas
todo fluye, todo se junta
y un olor penetrante a jazmín santo
derrapa tan suave que casi duele
Y entre medio manija a los suspiros
las palabras dicen nada, y resbalan...
las lenguas se entremezclan
pero no es Babel, es  paraiso.
y se enlecha hasta el paisaje mas sublime
de las cosas que solo se construyen
mientras estan construyendo un paraiso

El paraíso es sentirnos tan bien que casi duele







.

1 comentario:

  1. Los mejores talleres literarios son los que con una o dos frases te hacen replantearse muchas cosas. Nunca se me hubiera ocurrido pensar en cómo debería de ser el paraíso, aún cuando lo hay imaginado mil veces para diferentes textos, eso es utilitarismo. ¿Qué es para nosotros mismos? Esa es la novedad...

    Pero, ¿cómo será?

    Saludos

    J.

    ResponderEliminar

las palabras son redes que nos ayudan a sostenernos.
no te podes imaginar lo importante que es para mi tu comentario.

algo viejo que merece volver a leerse.

cateterismo

La mañana se desliza entre nescafé y el viaje a la clínica, él manejando con auto mientras el otoño, otro otoño, otro mas, casi rutina y des...