miércoles, 12 de noviembre de 2014

Chaco

(dedicado a mis tres amigos chaqueños, Adrian Duca, M.Marta Aranda y Dario Ruido, que siempre hablan del Chaco)



Runfla de estrellas en el cielo

y en el río, espejo con luna

que gotea su leche en el agua.

Fritanga de manduré

Estertores de pájaros cansados buscando árboles,

y el río rió

arrastrándose como una serpiente gorda

¿que otra cosa?

deslizándose panza a la tierra,

crestas de dinosaurio el oleaje en el viento,

amenazando tragarnos el muy jodido

curiyù de reflejos amarillos

 al tornasol de la  plata de  luna.



Necesitaría ser otra

pescadora

para que inundarme en esa espesura tuviera sentido.


Así como soy,  la noche no me quiere

Sabe que no se nada,

que no sirvo,

me escupe de la negrura hacia la domestica luz

me manda cucha a mi casa


Así como soy, la noche no me quiere

Yo quiero engañarla:

Noche, le digo, aceptame igual,

traje esto (le muestro unas palabras de vigilia)

Le digo: la luna me conoce, me vio tantas veces

plumita de caburé para el amor

gualicho de sangre secada al sol



Le tengo miedo al paisaje

Urbana de tren y subte

una parte mía anhela la sombra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

las palabras son redes que nos ayudan a sostenernos.
no te podes imaginar lo importante que es para mi tu comentario.

algo viejo que merece volver a leerse.

cateterismo

La mañana se desliza entre nescafé y el viaje a la clínica, él manejando con auto mientras el otoño, otro otoño, otro mas, casi rutina y des...