hacemos lo que podemos

hacemos lo que podemos

miércoles, 17 de noviembre de 2010

señalador

el libro tiene adentro
un señalador
un parrafo subrayado
tu firma de entonces
(eras menos sofisticada, se ve a la legua)
una fecha que no te dice nada
de un año sin sucesos
un numero de telefono que carece del cuatro adelante
la marca  marron que delata que alli hubo de estar pegada
una etiqueta de libreria
(como si el libro fuera de ellos y no tuyo)
seguro que era dorada
y que decia algo asi como
Sidartha, libros y textos.
El señalador indica que algo se detuvo
en esa precisa pagina.
Elegis un parrafo al azar
de esa hoja
el libro no es una biblia pero siempre te vienen bien las mancias
y confias en que si Dios existiera, eventualmente,
ese preciso parrafo
te explicará como salir del laberinto
por arriba.
Pero Dios no existe y alli solo habla una familia aislada en un hotel cercado por la nieve con un loco que rie que ahora y para siempre tendra la cara del guazon

REDRUM. Esa es la palabra que Danny había visto en el espejo. Y aunque no sabía leer, entendio que era un mensaje de horror. Danny tenía cinco años. Y a esa edad pocos niños saben que los espejos invierten las imágenes y menos aún saben diferenciar entre realidad y fantasía. Pero Danny tenía pruebas de que sus fantasías relacionadas con el resplandor del espejo acabarían cumpliéndose: REDRUM... MURDER, asesinato.

4 comentarios:

  1. Los niños entienden cosas que a nosotros nos llevan años.
    Son lo más.
    =)

    ResponderEliminar
  2. Decìme que estas REleyendo "EL RESPLANDOR" es maravilloso ese libro!!!

    Despuès de haberlo leìdo,recuerdo que no me dejò pegar los ojos por meses del susto mental... :(

    BESOS PARANOICOS @_@

    ResponderEliminar
  3. lei casi todo stephen king, que es decir mucho, la verdad. Tengo el mejor libro del rey (que antes se llamaba La hora del espanto y ahora la maldicion de Salem Lot en digital, lo busco y te lo mando y en el otro blog cada tanto posteo algo. No lo estoy releyendo, sino que realmente encontre un señalador en un libro y era esta hoja.

    ResponderEliminar
  4. digo, la hora del vampiro, no del espanto. Y el link es este.http://sirenasahogadasenvodka.blogspot.com/2010/05/para-grace-que-quiere-leer-la-hora-del.html

    ResponderEliminar

las palabras son redes que nos ayudan a sostenernos.
no te podes imaginar lo importante que es para mi tu comentario.

algo viejo que merece volver a leerse.

cateterismo

La mañana se desliza entre nescafé y el viaje a la clínica, él manejando con auto mientras el otoño, otro otoño, otro mas, casi rutina y des...