lunes, 11 de diciembre de 2017

Señalador
Agarré un libro
Tiene adentro un señalador
y tu firma de entonces
en la hoja de cortesía
(eras menos sofisticada, se ve a la legua).
mas una fecha que no  dice nada
de otro año sin sucesos.
Un número de teléfono sin cuatro,
una marca  marrón donde no está
la etiqueta dorada que solían poner las librerías.

El señalador indica que algo se detuvo
en esa página. Un reloj que dejó de funcionar ahí.
Barajás las hojas y  al azar
como si te lo hubiera pedido una adivina
elegís con el dedo un texto
esperando te explique cómo salir de esta mierda.

Pero no es una biblia
y vos, gorda, no sos creyente
 y solo encontraste
 una familia aterrada
en un inmenso hotel cercado por la nieve
 con un alucinado que ríe,
 que ahora y para siempre

 tendrá la cara del Guasón


1 comentario:

  1. lo que será el libro si la peli es tan fantástica... y creo que haberla visto ayuda para poner esa cara genial en la lectura, esos gestos del para mí mi mejor actor de la vida... y bue, soy fanático de todo...

    hermosa foto...

    ResponderEliminar

las palabras son redes que nos ayudan a sostenernos.
no te podes imaginar lo importante que es para mi tu comentario.

algo viejo que merece volver a leerse.

cateterismo

La mañana se desliza entre nescafé y el viaje a la clínica, él manejando con auto mientras el otoño, otro otoño, otro mas, casi rutina y des...