miércoles, 1 de noviembre de 2017

la paja del hombre grande.

Aquí el vocablo paja no alude a actividad autoerótica ninguna, sino mas bien a su uso millenial: el desgano.
Resultado de imagen para todo me da paja
Por mi actividad psi he escuchado a miles de mujeres y a algunos hombres, no tantos. Muchas mas mujeres, sin duda alguna. Pero en el ultimo año estoy prestando mucha atención a un decir de los varones, en particular de los varones que rondan los cincuenta, para arriba y para abajo. Los señores mas mayores: Eso tiene que ver con el desgano, en todos los terrenos: Hacer cosas les da "paja"

Y no estamos hablando de las cosas que exigen las esposas: Limpia el garage, ordena la biblioteca o algo asi. No, estoy hablando de cosas que les gustan a estos espécimenes: cosas que tienen que ver con deseos legítimos. Sabemos que una golondrina no hace verano y que cinco o seis varones hablando de que les da paja "sostener su deseo" (tocar música, escribir, viajar hacia algun lugar cercano donde van a encontrar algo que buscaban)

Cuando crecemos tenemos menos energia, todo el mundo lo sabe. Yo soy mas bien de defender mis ganas (por eso estoy haciendo una carrera de grado nuevamente, me dio ganas y me la banco, le pongo el pecho) Pero lo hago con todas las cosas.
Las mujeres grandes cuando nos juntamos hablamos de esta caracteristica masculina de no hacerse cargo del deseo en tipos de nuestra edad.

Pueden revisar mi blog y veran que jamas pienso en terminos de género degradando a los varones, que tanto me caen bien. Sin embargo la paja de los varones me tiene entre desorientada y deprimida.

Hagan lo que quieran, nunca lo que esperan los demas de uds. Pero HAGAN ALGO.
El psicoanalisis alienta a concretar deseos. A por ellos, mis valientes.




9 comentarios:

  1. como la caridad empieza por casa, marido participa del desgano de su franja etarea.
    Por ahi advertir eso en mi micromundo me hizo sacar la cabeza por la ventana y ver que no era una fiebre individual de este caso particular.
    Los hombres y su desgana. Mierda carajo.

    ResponderEliminar
  2. Aquí en Chile también usamos la expresión con el mismo significado de "me da desgano", también es común decir "me da lata!". Eso sí, es más típico entre los jóvenes o adolescentes, no es bien visto que un adulto lo diga. Aunque tengo amigos de mi edad que la usan, pero sólo cuando estamos en confianza já. A mí no me gusta usarla, pero sé que al menos una vez al mes se me escapa. Creo es una alternativa "suave" a decir "no.". ¿Harás las compras hoy? "Me da paja", es más suave que un rotundo "no.", lo de que le dé a uno paja por último invita a que el interlocutor trate de persuadirte y a veces por ahí se consigue... já.

    ResponderEliminar
  3. Tampoco esta nada bien visto que acá lo diga una señora grande como soy yo. Y menos una señora grande que fue directora de escuela
    el piso es lava!

    ResponderEliminar
  4. Lo que precisamente no da paja; rascarse los huevos en actitud contemplativa.
    Los pozos de lujuria sin fondo, ambición desmedida, desencanto general con lo que nos rodea deprime y el esfuerzo de hacer no compensa el anhelo y anula el entusiasmo. Pragmatismo pajero.

    ResponderEliminar
  5. Usted ha puesto en palabras lo silenciado.

    ResponderEliminar
  6. *pozos de lujuria sin fondo* Nada que agregar, señor Juez.

    ResponderEliminar
  7. El título en su otro sentido es genial. y ya me preparaba el alma para un poema tremendo, que por favor, te invito a escribir en algún momento.

    conozco muchos que, sin ser viejos, aportan a esa causa.

    Beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. espero que ud. que pertenece al genero en cuestión, aunque no a la franja etarea elegida, pueda escribir tal narración, para aprender de la misma.

      Eliminar

las palabras son redes que nos ayudan a sostenernos.
no te podes imaginar lo importante que es para mi tu comentario.

algo viejo que merece volver a leerse.

cateterismo

La mañana se desliza entre nescafé y el viaje a la clínica, él manejando con auto mientras el otoño, otro otoño, otro mas, casi rutina y des...