jueves, 16 de febrero de 2012

petiscos y salgados: grafitis cariocas e ainda mais

No me voy a referir al arte popular y joven que hermosea paredes, y que abunda en Rio. Uno se acostumbra a la belleza. Me voy a referir a otros grafitis,unas firmitas de morondanga en aerosol negro,  donde el arte no esta en el trazo, se me ocurre la palabra monogramas, que se repiten como marabunta en la parte mas alta de los enormes puentes, del lado de afuera, digo, del vacío, que te hacen pensar que el que allí estampo su monograma arriesgo su vida. Uno piensa entonces "arriesgo su vida al pedo" Pero ¿que ansia lo llevo a ese pibe alli?¿que desafío? Y sobre todo ¿ valdrá la pena?
Quedamos en que no se trata de arte, se trata de otra cosa, tal vez de demostrar valentía, como en los pasajes rituales de otras sociedades.
Aca no te liman los dientes ni tenes que pelear con el jaguar ni cazar un animal feroz. Pero los hombres siguen necesitando demostrar que no son animales domésticos.
La iniciación puede ser firmar tu firma en un lugar donde si se te resbalan las zapatillas te cagas muriendo.
Entonces la sirena se queda pensando en los  que estampan su firma repetida en lo alto de las columnas, en la parte mas difícil del puente, una y otra vez, insistente,  piensa como un tipo se pudo poner alli a espolvorear aerosol .No vi el Cristo, pero esa es la idea
El mensaje es "somos arriesgados, no tenemos temor y por eso dejamos nuestra marca aqui, donde vos temerías llegar, nosotros los temerarios alcanzamos las alturas y desafiamos al tren que viene pitando, desafiamos la gravedad, el vacío y la muerte. Somos hombres de coraje"
Y como los chicos de las villas que le juegan al toro al tren, en las altas paredes de Rio, en las cornisas, y alli donde vos y yo no caminariamos ni en pedo un pibe carioca dejò un grafiti esperando que asi se reconociera su valor y su paso por este valle de lagrimas.

El Cristo de Río, en restauración

2 comentarios:

las palabras son redes que nos ayudan a sostenernos.
no te podes imaginar lo importante que es para mi tu comentario.

algo viejo que merece volver a leerse.

cateterismo

La mañana se desliza entre nescafé y el viaje a la clínica, él manejando con auto mientras el otoño, otro otoño, otro mas, casi rutina y des...