a los lectores de este blog

mandenme en un post cualquiera,en comentarios, los links a los blogs que escriben. Quiero leerlos, como uds. a mi y he perdido el rumbo. Prometo pasar por todos. Estoy tejiendo blogues.


un poema de Mariana Kruk

# (de "fuego o nada")

#

cualquier vicio
conjuga por igual
placer y riesgo.
tu boca se prestaba
y yo,
ludópata del amor,
no me iba a tirar a menos.

viernes, 25 de abril de 2014

adolescente que mira a una chica piyando.

¿con que material se hace la poesìa? Hablabamos -entre tantas cosas- con Nanda de escribirle a la luna.
Su ¿maestra? ¿facilitadora? de escritura poètica le decía que abandonara el tòpico, por trillado.
Ojala yo pudiera elegir no escribirle a la luna, y cantarle, como Baldomero Fernandez Moreno, a un chico que descubre -maravillado- la belleza de una chica piyando.


Baldomero Fernández Moreno

Revelación

Yendo para una escuela
con las niñas del pueblo
por coger unas moras
nos subimos a un cerco.

Entre la carretera
y el espinoso seto
la cuneta se ahondaba
toda blanda de berros.

Yo no sabía nada,
de saber era tiempo.

Una de ellas, de pronto,
Esperanza, me acuerdo,
púsose de cuclillas
a hacer aguas al viento.

Casi instantáneamente
yo me quité el sombrero
y lo eché cuesta abajo
camino de los berros.

Me lancé presuroso
tras él a recogerlo,
y al instante de alzarlo
miré hacia arriba, trémulo.

Vi una rosa bermeja,
tanto, que daba miedo,
dos pétalos de carne
abiertos, gordezuelos,

y un grueso chorro de oro
rectilíneo, violento,
que levantaba espumas
al chocar contra el suelo.

Yo no sabía nada,
de saber era tiempo.

4 comentarios:

  1. que buena descripción... con elegancia y todo...

    ¿por que no a la luna? discriminación pura... besos...

    ResponderEliminar
  2. pensar que esos versos tienen 70 años, tal vez mas. Cambian las formas, pero el asombro permanece.

    ResponderEliminar
  3. dos pétalos de carne y un chorro de oro, pero qué poesía dentro de un meo!
    yo también quiero esa imaginación! jajaja
    besos! buen fin de semana :)

    ResponderEliminar
  4. "hacer aguas al viento" dice el poeta y también, "pétalos de carne, y un grueso chorro de oro", por suerte, por aquí no pasó Freud ...que sólo vio falta y castración en los genitales femeninos y envidia por el fanfarroneo de los varones que compiten a ver quien mea más lejos...
    me encantó el poema y la imagen que en el trasfondo incluye un varón haciendo visible su chorro infinito...sin duda los verdaderos poetas siempre se adelantan a los "científicos"

    no quiero ser pesada, de la luna opinaré en otro momento. Saludos!

    ResponderEliminar

las palabras son redes que nos ayudan a sostenernos.
no te podes imaginar lo importante que es para mi tu comentario.

algo viejo que merece volver a leerse.

Alejandro Crotto y un poema cuya erótica puede pasar desapercibida a un lector desatento.

COMO CRECIENDO EN EL CARBÓN LA BRASA Entonces, de repente, percibir, como creciendo en el carbón la brasa, en cada cosa, ahora, alrededor...