miércoles, 13 de abril de 2016

Rituales adolescentes; el ultimo primer dia de clases o UPD

Son, por estructura, necesarios los rituales de pasaje. Marcan un tiempo, y específicamente, un corte en el tiempo.
Cada época y cada geografía inventa los suyos.
Vos podés convivir con tu chica tres años, pero el civil y aún el vals, el vestido blanco, las ligas, el carnaval carioca y su patetismo marcan que algo sutil y definitivo ha pasado en esa pareja.

La menarca y la primera polución, los pelos "abajo" , la voz que cambia avisan que ya la niñez fue, aunque las barbies sigan estando arriba de la cama y no hayas tocado una teta ni sin querer. Y eso físico va acompañado de rituales sociales que en la posmodernidad caducan rápidamente. Mi marido, que tiene 65 años se acuerda del pasaje de los pantalones cortos a los largos y yo del día que me dije a mi hijo que ya no me tenía que pedir permiso para nada, que bastaba con avisar que no venía a dormir.
Mordeduras de los humanos en el hueso duro del tiempo.
Atrás quedaron rituales vencidos como cuando te daban la llave de tu casa, o te ponias las primeras medias de nylon similares a culturas donde ibas con los mayores a cazar un jabalí o te limaban los dientes, o dejabas de dormir en la choza de las mujeres y empezabas a dormir en la de los hombres o te pintaban la cara como a un guerrero.
O tus primos mayores te llevaban a debutar en un puticlub.
Ayer escuché por segunda vez ese ritual, un poco idiota si lo comparamos con matar a un chancho salvaje y llevarlo a cuestas, que consiste en el último primer día de clases, el último año que vas a la secundaria, reunirte con tus compañeros en un lugar muchas veces alquilado ex profeso para amanecer o guardar la vigilia con ellos, básicamente chupando y yendo juntos todos al primer día de clases. Un poco en pedo, Mamado con la plata que te dio tu papá cruzando los dedos para que ninguno de los chicos entre en coma alcohólico
Los rituales son necesarios. Si no existen uno se los debe inventar. Marcan el pasaje de un tiempo a otro.
Me da pena que el ritual sea tan idiota. Me imagino pibas de diecisiete llorando por cosas de amor, pendejos vomitando. Padres echándole la culpa a la escuela, escuelas echándole la culpa a los padres, drogas de queruza mezclados con la tarea heroica de crecer y no morirse en el intento.
Yo, si pudiera, los mandaría a la selva a cazar chanchos

3 comentarios:

  1. Vamos a la selva, siempre tengo un cuchillo preparado, como el viejo hijo de puta de Lost. Ahora, si encontramos o no un chancho en medio de todo ese quilombo ya es otro tema.

    Saludos,

    J.

    ResponderEliminar
  2. La iniciación es como la buena música, si los acordes armonizan... te inspiran y concuerdan con tu corazón... lo demás es simple maculatura de la manipulación.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No se,no se...por ahí pintarse los ojos por primera vez no era tan "sagrado". Que sabe uno que puede ser inspirador para los pibes hoy. Tal vez el UPD funcione.

      Eliminar

las palabras son redes que nos ayudan a sostenernos.
no te podes imaginar lo importante que es para mi tu comentario.

algo viejo que merece volver a leerse.

cateterismo

La mañana se desliza entre nescafé y el viaje a la clínica, él manejando con auto mientras el otoño, otro otoño, otro mas, casi rutina y des...