jueves, 4 de septiembre de 2014

un poema de la sirena

Ácido corroyendo metal
para hacer grabados:
química del arte

Así la espera templa la nada.
Interpelame, ausencia de lo todo
buscador de señales
planeta girador
solo y pelotudo en el abismo de lo inabarcable y negro
que de solo pensarlo provoca arcadas

Buscona de sentido
clocharde mendigando ya sabes lo que
alcoholizada en palabras
descocida y zurcida por talibanes de almas

Decí que tengo la luna
que es como una biblia
abierta a chapucear sentidos
compañera.
y la sangre, que sigue nadando
en los tubitos de las venas como si tal cosa

el hálito de septiembre me sopla en la nuca:
empujà el carrito
sirena cartonera.





2 comentarios:

  1. Decí que tengo la luna! abierta a chapucear sentido...

    me gusta mucho este poema.

    ResponderEliminar

las palabras son redes que nos ayudan a sostenernos.
no te podes imaginar lo importante que es para mi tu comentario.

algo viejo que merece volver a leerse.

cateterismo

La mañana se desliza entre nescafé y el viaje a la clínica, él manejando con auto mientras el otoño, otro otoño, otro mas, casi rutina y des...