SOLO SOY CRITICABLE EN EL MARCO DE LA IDEA QUE YO TENGO DE MI MISMO
(Ricardo Piglia)

S I R E N A S
A H O G A D A S
E N V O D K A


lunes, 22 de septiembre de 2014

la criba

¿y si consiguiera una criba?
un implemento rudimentario
para dejar que lo bueno corra
y atrapar el polvo, los grumos
de lo que me ensucia este alma

Si me hiciera de una criba
zarandearía la tristeza
para quedarme solo con los frutitos de la nostalgia
que son rojo brillante como las bolitas venenosas
de ese arbusto
que mi abuela agarraba con alambres
a la casilla del supergas

Del sexo, colaría lo olvidable
lo mecánico
el sinsabor del gesto vacío
repetido como mueca.
para hacer una montañita con el  éxtasis
y el hálito cálido y mojado del encuentro cierto.

la alegría se iría toda como agua por mi criba
sin dejar residuos.

En el colador de mi criba
quedarían los cachos de desamor
los pedazos de desaliento
esas cosas que espere y no fueron
como coágulos espantosos.

Necesitamos purgarnos el corazón, hermanito.
separar la lenteja de las piedras

Si no te diste cuenta
estamos tocando fondo




3 comentarios:

  1. La criba personal contra la otra, la mundana, en donde uno deja jirones de recuerdos y pedazos de vida.

    ResponderEliminar
  2. lo que no fue ya estaba colado desde el principio, no dejemos escapar la alegría como granitos de trigo que puede germinar.En realidad me parece que hay que decidir, en la medida de lo posible, con que se queda uno en medio de tanto zarandeo!
    buen poema Nilda!

    ResponderEliminar
  3. Me encanta este poema Nilda. Mi criba tendría que ser gigante. Lo comparto en mi face. Salute

    ResponderEliminar

las palabras son redes que nos ayudan a sostenernos.
no te podes imaginar lo importante que es para mi tu comentario.

algo viejo que merece volver a leerse.

cateterismo

La mañana se desliza entre nescafé y el viaje a la clínica, él manejando con auto mientras el otoño, otro otoño, otro mas, casi rutina y des...