martes, 25 de febrero de 2014

Matando a las mujeres que no soy, a garrotazos.

(dos agradecimientos previos: a Veronica Boletta que me mando esta sirena y a Tessa Garcia, a quien dedico el post)



Una, sépalo bien, cualquiera -no estoy hablando de mí, sino de Ud., señora- anda de muerte, para sostener una identidad única. Cree que no miente cuando dice "esta soy yo, madre de tres, abogada, docente, esposa del Tito, especialista en lasagna, visito a mi madre viuda dos veces por semana y me compro la ropa en Falabella con tarjeta del Galicia los días de descuento".

Una, sepa y acepte, ha leído o intuye de la complejidad que la habita,aunque se haga la pelotuda en referencia al tópico en cuestión.. Si es una mujer de bien, sabe que también es la Otra. La que no muestra, la que no Es. La que no fue y no será. La adultera, la lujuriosa, la mezquina, la canalla, la que comería hasta el fondo del tarro el dulce de leche con el dedo, tomaría directamente de la botella, se levantaría al pendejo que tiene 10 años menos,al tipo que me miró tan lindo en aquel bar,  partiría con un buque con destino sin boleto a la concha de la lora, sin dejar, previamente, las camas tendidas, ni la cena preparada  y con toda la guita que hay encanutada en la casa, escuchando rock de los ochenta a todo vapor, molestando a la gente que viaja cerca, sin que le tiemble el pulso

Y que a los hijos y al marido los atienda la puta que los pario.

Sin embargo una es solicita, le pela la fruta a todos y vela por que el mundo sea seguro y amable para los que quiere. No se va. Se olvida de los excesos, que por otro lado, nunca tuvo, nunca fueron para ella, y ademas esas mujeres terminan mal y a mi dame mate con factura los domingos y eso es una fiesta.

Si una es lo suficientemente infame consigo misma, puede renegar de la Otra. Y vivir propia la vida como si fuera una unidad, una columna de Efeso, algo sólido un pan de jabón que no se disuelve sino en la vida cotidiana, esa linda y sencilla como un poema de Benedetti, como un cacho de carne sin otra vocación que la de ser eso. Cumple con las vacunas, con el pago en cuotas de la tarjeta y de verdad es feliz con el asado de los domingos. Nadie lo niega.

Pero, claro, la negadora no contaba con los sueños y con las cosas que se pone a imaginar cuando la imaginación se va para el lado de los tomates, en el insomnio, en el colectivo, mientras pela las batatas, le pone las medias a los hijos chicos, y espera. Porque parte de la vida una se la pasa esperando -el colectivo, que el arroz esté a punto, que el ciclo de lavado centrifugue, que te atiendan en la farmacia- Esos momentos suelen ser buenos para que la Otra venga un rato a romper.

 Ahí,  disfrazado,  se aparece todo: los siete pecados capitales, lo que Moises escribió en las tablas que no debería hacerse: y aunque ud. haya perdido la fe en el Papa Francisco (dejemosno de joder, un Papa argentino, ¿como va a ser Papa si vivía en buenos aires y se llamaba Bergoglio y todos sabemos que  no era ese tipo de la sonrisa fácil y el gesto humilde sino un rosquero que la rosqueó tanto que llego al Vaticano con el big one?).y  que tampoco se interese en la santa iglesia católica (la comunión de los santos, el perdón de los pecados y la vida perdurable), volvamos, en los sueños se sabe, Ud. "no es tan buena". Pero los sueños son de difícil interpretación,  y la mayoría de las veces se olvidan, porque mas allá hay monstruos.

Tal vez ud. es una afortunada -o una canalla-y no analiza o aun no recuerda sus sueños. Puede pasar. Tampoco tiene fantasias diurnas, o las minimiza tanto que cuando insisten, se toma un rivotril o mira series hasta que ya de la Otra no queda nada.

Pero el meollo de este post es recordarle (este es un blog moral) que para ser esa ama de casa solìcita, esa madre amorosa y preocupada, esa -vamos- Marge Simpson del subdesarrollo, ud. anda matando mujeres a garrotazos. ¿que mujeres? las que no se anima a ser, las que quisiera ser y no serian compatibles con la vida que eligió vivir, incompatible como un artilugio de computadora viejo en ese nuevo cpu que le regalaron.

Y pongo eligió porque hoy estoy buena. A veces uno edifica su vida, y ni siquiera se hace cargo, dice "es lo que me tocó", como si dejar aquel trabajo,terminar el magisterio,  elegir a este tipo, edificar en el fondo de la casa paterna o mudarse a la concha de su hermana,  fueran cosas tan ajenas a Ud. como que ahora bajò la temperatura diez grados y yo que tengo que ver. Hágase cargo,mijita, mas allá de todas las variables macro y micro económicas y sociales que aparezcan, su vida no le llovió del cielo.

Las mujeres(cuanto mas cerca estemos de entenderlo, mas virtuosas serán a los ojos de esta bloguera) sabemos que no somos eso que mostramos, aunque tengamos una conducta irreprochable, aunque nos filmaran cada día, como  si esta medianía en la que estamos metidas, diera para reality.

¿que se hace con las que no somos? Bueno, mija: se las mata a garrotazos, como en el juego del topo.
.
y tal como en la bella canción de Silvio Rodriguez, cada día, a cada rato, la mato y aparece una mayor.
No me pregunte que pasa con los hombres. Para mi, los hombres son un misterio.
Buenos dias, y abrigue a los chicos, que refrescò, y ahora que lo pienso la mañana està barbara para hacer una comida de olla e ir a la farmacia a comprar el remedio antes de que la receta se venza.


13 comentarios:

  1. Te escribo no como Vero sino como su Otra. La que piloteará un avión y hará parapente. La que finalmente se tatuará lechuzas e hipocampos. Te escribe la reprimida que a veces asoma (los garrotazos no pueden conmigo). Toma aire y se sumerge para corroer normas y parámetros. Soy la que acontecerá cuando menos lo espere, cuando abandone la perfección y baje la guardia.

    ResponderEliminar
  2. Nosotros los muchachos del barrio no los echamos, ni los matamos, simplemente los respetamos como viejos conocidos y de vez en cuando acompañamos a cualquiera de ellos un rato, solo un rato.
    Se satisfacen con mucho de poco. Como debe ser con cualquier terapéutico onanismo mental.

    ResponderEliminar
  3. Lei mi post y creo que esto ya lo he dicho. Parapente mmmnnn! aproveche mientras la carcaza le da changui. A mi ya no, y me quede con ganas de la tirolesa una tarde en bariloche.
    En cuanto a ud. Moscon, gracias por revelarme El Secreto de los varones. SI se le ocurre un post completo, ya sabe, esta es su casa, me lo manda al nildalap@gmail.com y va para el Sirenas, o mucho mas digno,para el tag LO MASCULINO ENIGMATICO, del otro blog. Animese, deale!.

    ResponderEliminar
  4. Mirá Nilda, vos me estás toreando, y acá va una de las características: uno no responde cuando quiere sinó cuando puede.
    Pa ´ir picando escuchate esto http://youtu.be/dKEscGgyLNw. En el bar nos reunimos y calmamos nuestros otros potenciales.
    Y a veces convertimos nuestro no pudimos ser, o arrancar con cualquier viaje, con una buena anécdota sin que necesariamente tenga sustento veraz.
    La cuestión es asombrar al que escucha siempre y cuando mantenga las formas, no importa si el relato es nuestro o de las quiméricas ganas de.
    Aunque no lo creas, los muchachos del barrio no nos miramos en el espejo, nos reflejamos en la fantasía de los que nos rodean, vos incluída.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "nos reflejamos en la fantasía de lo que nos rodea" mejor, imposible.

      Eliminar
  5. cuando Nilda ventila las facetas o las otras ocultas me divierte mucho, me gusta como lo escribe!, pero además una se ve en el espejo de lo que eligió y no eligió, ya que desde la cuna te adosan un garrotazo automático que además va repitiendo, "una nena buena debe ser sumisa, ¡qué linda la nena que obedece!"...pero con el tiempo alguna de esas otras sobrevive a los garrotazos, persiste y se manifiesta irreverente...

    ResponderEliminar
  6. un sólo cuerpo con tantas personalidades termina sintiendo esa locura, la comparto.
    también soñamos de día, hasta de la misma manera automática que en la noche, como en ese momento de la cola de la farmacia o mismo leyendo y comentando esto.
    imaginar, maquinar, qué hubiera pasado sí, o que pasará mañana. la pava que chilla. pensar probabilidades, monólogos, canciones, situaciones.
    igual que en los sueños. aunque tal vez de noche sea cuando lo vivimos más "real".
    besos! genial leerte.

    ResponderEliminar
  7. Un buen post, (pero genial la cabecera del blog).

    ResponderEliminar
  8. Pero es que son porfiadas algunas de estas rebeldes, se niegan a morir aún estando muertas :-)
    Aunque no sé quién se lo dice en este momento... si la buena señorita que siempre quiere quedar bien con todo el mundo o alguna de esas sobrevivientes, con algún que otro chichón en la cabeza.

    ResponderEliminar
  9. que cosa, las sirenas zombies, Iris.
    Y gracias por pasar, siempre.

    ResponderEliminar
  10. Mis otras andan como locas esquivando garrotazos. Recuperandose de años de espera, de ollas, de farmacia, de pibes ajenos y apuntes subrayados. Pero de vez en cuando, como hoy, extrañan los mates en la cama de mediodia de feriado en buena compañia.
    Será que necesitamos las dos cosas?

    ResponderEliminar
  11. Mis otras andan como locas esquivando garrotazos. Recuperandose de años de espera, de ollas, de farmacia, de pibes ajenos y apuntes subrayados. Pero de vez en cuando, como hoy, extrañan los mates en la cama de mediodia de feriado en buena compañia.
    Será que necesitamos las dos cosas?

    ResponderEliminar

las palabras son redes que nos ayudan a sostenernos.
no te podes imaginar lo importante que es para mi tu comentario.

algo viejo que merece volver a leerse.

cateterismo

La mañana se desliza entre nescafé y el viaje a la clínica, él manejando con auto mientras el otoño, otro otoño, otro mas, casi rutina y des...