miércoles, 31 de julio de 2013

el beso del idiota impiadoso

Hay una novedad, que era propia de los trenes, los tranvias y los trolebuses, pero no de los colectivos. Los asientos enfrentados. El truco para no desarrollar intimidad es no mirar. Uno viene con sus cosas, con sus roscas. Se mira adentro, mientras viaja hace como que está solo, en  un tubo mientras cruza la ciudad de arriba para abajo, de abajo para arriba. Pero a veces, como en el extraño caso del idiota impiadoso y la gorda no es suficiente ecotomizar la mirada
A los hechos me remito.
La carroceria de asientos enfrentados propone una intimidad extraña. Hoy frente a mi se sienta un joven idiota. Con su cara babeante, su vozarron que no sabe de medios tonos, el idiota(*) me pide un beso. De entrada. Se sienta y me dice "me das un beso". Es apenas algo mas que un niño. Decido no tener miramientos y le digo que no, que no le darè un beso. Por que tener escrupulos? Simplemente porque se le nota lo deficiente a la legua? No tengo nada contra él, simplemente no quiero darle un beso.
 El idiota me empieza a decir "vos estas enojada conmigo": Yo no estoy enojada ni molesta (aun) . Se lo digo. Insiste -ya a su lado se sentò su madre, una mujer de unos cuarenta años- que lo reprende muy livianamente mientras el idiota me empuja el pie con su pie, una leve patada. Insistente.
El idiota me dice "vos sos linda" "dame un beso"
Y luego empieza:el crecendo: Sos linda gordita linda, gorda, puerca, chanchona.
La madre no le dice nada mientras el idiota impiadoso me insulta a los gritos: vaca, cerda.
Los idiotas dicen la verdad. Todo eso me pasa por no darle un beso. La idiota soy yo.


(*)el retraso mental  se nombra de tantas maneras, muchas "perdonavidas" tal como "capacidades especiales" y  es sino una de las miles de formas que lo humano se expresa, fue conceptualizado por la psiquiatria de avanzada del siglo XIX como Idiosia,en un intento de diferenciar este estado irreversible de la demencia y la confusion mental. Hoy es un insulto.SI la modernidad fue la puesta en valor de la razon, el deterioro cognitivo no es sino una injuria a esos ideales de la ilustracion

1 comentario:

  1. Ja!¿Y si después del beso el quía subía la apuesta?

    ResponderEliminar

las palabras son redes que nos ayudan a sostenernos.
no te podes imaginar lo importante que es para mi tu comentario.

algo viejo que merece volver a leerse.

cateterismo

La mañana se desliza entre nescafé y el viaje a la clínica, él manejando con auto mientras el otoño, otro otoño, otro mas, casi rutina y des...