lunes, 8 de octubre de 2018

sabado , terraza, un poco de malbec .El asado infinito.

A mi me gusta mucho ser anfitriona.
Ahora que el blog está pasado de moda, más aún. Porque es un acto de fé seguir teniendo uno y porque es hermoso que alguien acepte publicar en este formato, tan fuera de onda.
En este caso, un poeta, Roberto,de esos que escriben, pero guardan las cosas, me cedió a pedido este fin de semana conurba.
Estamos en un asado infinito, y no queremos lavar los platos, sino mas bien, quedarnos con los vasos sucios, tomando un poco mas de vino.
Imagen relacionada


Este sábado hay fiesta en mi casa Una fiesta de barrio, media shiome Cuando baja el sol se enciende la parrilla en la terraza. Una cerveza que sale helada, empañada del freezer. Se pica una morcilla, mientras asamos el pollo y los choris Descorchamos una botella de vino Tinto, malbec, medio pelo y hasta ponemos una coca en la heladera. Esa es nuestra fiesta hogareña, humide, de conurbano. Somos felices porque es sábado Y tiramos la casa por la ventana.

Roberto Gonzalez, (2018/otro octubre)

(se me ocurrio poner música, tal vez algo de babasonicos, o de las pastillas, Pero no se porque se me impone este tema en francés. Soy arbitraria.
entonces, va

No hay comentarios:

Publicar un comentario

las palabras son redes que nos ayudan a sostenernos.
no te podes imaginar lo importante que es para mi tu comentario.

algo viejo que merece volver a leerse.

cateterismo

La mañana se desliza entre nescafé y el viaje a la clínica, él manejando con auto mientras el otoño, otro otoño, otro mas, casi rutina y des...