a los lectores de este blog

mandenme en un post cualquiera,en comentarios, los links a los blogs que escriben. Quiero leerlos, como uds. a mi y he perdido el rumbo. Prometo pasar por todos. Estoy tejiendo blogues.


un poema de Mariana Kruk

# (de "fuego o nada")

#

cualquier vicio
conjuga por igual
placer y riesgo.
tu boca se prestaba
y yo,
ludópata del amor,
no me iba a tirar a menos.

jueves, 15 de diciembre de 2016

descartandome.: un ritual de fin de año.

Los que han tenido el bien de mudarse andan livianos. Yo he vivido solo en tres lugares y dos en la misma dirección, distinto departamento.
Me mudé por ultima vez hace casi 30 años, en la misma manzana de los dos domicilios anteriores.No hago de eso virtud. Tengo un alma viajera y a veces sueño que me mudo: Otras, que vuelo.

Resultado de imagen para limpieza de papelesAcumulo cosas que  de haber habido  mudanzas o separaciones, hubiera tirado a la basura. La casa quedó demasiado grande para los dos que aquí vivimos. Fuimos cuatro, el tiempo pasa y la arquitectura queda. Antes de mi cumpleaños hice una gran limpia con muchas bolsas de basura, por la mudanza de mi hijom que se había ido 5 meses atrás, ven que me tomo mi tiempo..  Creo que de irme, con 4 canastos de mudanza, estoy hecha. Lo demás es innecesario, y sin embargo, allí están, las cosas.

No acumulo cosas por obsesiva (nada de eso me habita) sino porque las limpiezas generales llevan un tiempo y una energía que no tengo, o que tengo y uso para otras cosas non santas.. Pero cada fin de año me deshago de objetos. y estamos en diciembre,ya era hora.
Cuando redecoré mi pieza (bajé los techos, cambien la iluminación, saque las mesitas de luz, etc) puse las fotocopias de mis posgrados en cajas. Esas cajas fueron al lavadero: En el lavadero filtra agua . Y pasaron como cuatro años
En resumen dos cajones con fotocopias húmedas de estudios de postgrado y de  maestria. que nunca mas voy a mirar.Las fotocopias de cuando me recibí de Psicologa,  ya las había tirado

Sin mirar demasiado tiro y tiro. Aparece una bolsa, húmeda como todo lo demás, con cartas de amor, boletines de mis niños chicos, tarjetas de dedicatoria de cumple, un par de posters arrollados, incluso hasta piedras, piñas, y cosas que junté en mi honney moon. unas ampollas de buscapina y una jeringas. El carnet del servicio militar de mi compañero.,tarjetas de telos, de todo. Recuerdos de buenos momentos, incluso la jeringa y las buscapinas. Una buena historia para ser contada, esa

Embolso, descartandome., No me da ganas de leer esas cartas de amor de mi adolescencia, este es un momento de limpia.  Incluso apareció mi diario intimo de los 13 años, escrito en un cuaderno laprida.Lo dejé de escribir cuando me empezaron a pasar cosas de las que no era conveniente dejar constancia escrita, ja. Y un diario intimo es como un blog: hay que ser honesta. El dia que no pueda ser honesta con el blog, lo dejaré de escribir como aquel diario de los 13-

Las fotocopias a la basura, los recuerdos, al sol, a ver si se secan. Sin ganas de mirarlos pero que los tire otro, alguna vez. Y si alguna cosa es insalvable, la quemaré, en vez de mandarla al basurero. El fuego tiene algo especial, todos lo sabemos.

Ya se si los recuerdos eran importantes que debería haberlos guardado mejor.Soy la mujer a la que se le arruinó el albun de bodas. No es falta de cariño, siempre mi madre lo dijo "nilda, sos un desastre". y algo de razón le di en la vida. También soy una mina maravillosa pero eso no lo dijo nunca ella. Asi que les dejo la posibilidad de la duda.

 Espero que el sol les saque el olor a humedad....encima me agarraron arcadas y alergia por todo los bichos alérgenos que tenían. Tengo los ojos hinchados, puta alergia al polvo.

En otro orden de cosas,  quisiera tener un mango por cada fotocopia que compré y leí en mi vida. Las fotocopias tienen como destino único la basura, carecen de la nobleza de los libros.

El resultado final de la operación son dos bolsas de consorcio llenas de papeles húmedos, mi tesis de posgrado, la de maestría, una veintena de presentaciones en congresos o jornadas hablando de psicoanálisis en su encuentro con la salud publica. Todo que se vaya a la mierda, todo ya fue. Lo que queda, que quede en mi cabeza.
y la mesa del fondo llena de mis memorias olvidadas.

Tiren todo lo que no necesitan, ¡para que arrastrar con cosas que no sirven para nada.!

EN cuanto a la bolsa de recuerdos, pienso en esas cosas como libros de la memoria
de la buena memoria

7 comentarios:

  1. Lo bueno de esas limpiezas es el reflote de situaciones olvidadas, de esas que sorprenden o te faltaba una parte para completarlas. Y a veces te dan tanta alegría: antes de ayer acomodando papeles (cosa que aborrezco) encontré un sobre con 1800 mangos que me dieron hace mas de un año como adelanto de un laburo.¿Como pude olvidarme de eso?
    y justo cuando estoy sin un mango, ¡fiesta!

    ResponderEliminar
  2. pero las cosas, como la guita, se han devaluado ¿que es esta tarjeta que dice Cerrojo,Gral Cesar Diaz y Artigas, capital 19 de agosto 21 horas. ¿ es que acaso se iba a bailar a las 21 horas? He ido a ese lugar a bailar? y sin embargo, si la guarde, si acaso la guarde yo, es porque ahi fui feliz.

    ResponderEliminar
  3. encontre esto de Lorca , que le viene muy bien a este post
    ¿Y si la muerte es la muerte,
    qué será de los poetas
    y de las cosas dormidas
    que ya nadie las recuerda?

    Federico García Lorca

    ResponderEliminar
  4. con la madurez llega le desprendimiento, eso es sin dudas... a mi me pasa pero de lo único que si me dan ganas de acumular son libros... eso no lo puedo evitar, los amo.... pero también luego de perder un 100% de ellos me di cuenta de que tengo que leer los que tengo, cosa obvia pero que es difícil de hacer...

    uno con la limpieza se siente mal solo al principio... después sabes que te olvidas todo lo que tiraste al instante...

    ResponderEliminar
  5. no me siento mal, me siento liberada de un peso inutil: Solo tiro lo innecesario. Incluso ya no quiero acumular libros, te lo juro, me gusta regalarlos a quien se que los va a cuidar.
    Me cuesta desprenderme de los afectos, de las personas. Lo de "soltar" si es referido a gente,no me va. Pero en cuanto a lo material, dejar atras (tirar, regalar, donar) me gusta. Me jode limpiar la mugre, eso si.Por que por ej, vaciar un placard es un trabajito hermano, entre la alergia y el acomodar lo que queda,...

    ResponderEliminar
  6. Mudanza, una palabra que me suena tan cercana... todavía me sigo acomodando, todavía sigo arreglando, pintando paredes, sellando caños, ¿a dónde lo guardamos?, ¿esto va acá?, ¿cómo vas a poner el raid en el mismo cajón que el arroz? Qué lo parió no anda el calefón...
    En fin, ya llegará el día en que toque ver qué va a parar a la calle y que no

    Beso!

    ResponderEliminar
  7. me inquieta pensar que no me mudaré sino en la muerte. De todas maneras una se lleva consigo y las mudanzas importantes son las del alma, por decirlo de una manera poetica.
    Los cambios, he cambiado bastante, muchas veces, ergo.... me he mudado.

    ResponderEliminar

las palabras son redes que nos ayudan a sostenernos.
no te podes imaginar lo importante que es para mi tu comentario.

algo viejo que merece volver a leerse.

Alejandro Crotto y un poema cuya erótica puede pasar desapercibida a un lector desatento.

COMO CRECIENDO EN EL CARBÓN LA BRASA Entonces, de repente, percibir, como creciendo en el carbón la brasa, en cada cosa, ahora, alrededor...