Marguerite Duras.

El deseo es una actividad latente y en eso se parece a la escritura: se desea como se escribe, siempre."

*Marguerite Duras, entrevista en Le Nouvel Observateur, 14 de noviembre de 1986.-

lunes, 31 de octubre de 2016

noctilucas.

Había noctilucas. Es decir que el mar tenía brillantes haciendo lucesitas. Tambien había ruido, atronaban las olas y el bar de la playa - cerrado e iluminado- daba al lugar la confianza de que podrias caminar de noche sin que nada malo te tragara.

Me quedé mirando las noctilucas, pensé en si eran microorganismos del reino animal o algas fosforescentes y me gustó pensar que eran seres que copulaban y daban a luz, otras luces. Tuve frío. Y esta bien que así sea. No es justo acercarse al mar de noche y no tener frio, no pensar en fuegos en la playa, no pensar en abrazos.

Ellas estaban haciendo orgias en el agua, y el olor a sal me ensopaba la nariz. A sal y a yodo y tal vez -no quiero reconocerlo- una idea de pescados muertos que, sin embargo, no veia en la playa.
Por la rambla de madera circulaban parejas y familias que elegían eso en vez de la tres, quiza por que la casa quedaba mas cerca yendo por la playa, Y ademas no habían empezado las clases y la playa no había sido vaciada.
Estaba sola, tenía frio, nadie me esperaba. Creo que me salvaron del horror las noctilucas y las estrellas, que son gauchitas, tal vez la cruz del sur, que siempre busco. Tal vez, simplemente, que pensé mañana será mejor, que no me puedo dar por vencida.



5 comentarios:

  1. Un día a mi, me salvó el blog de una demente que escribe de puta madre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. unos dias nos salvamos y otros no.

      Eliminar
    2. Me gustó el final spinetteano...

      Eliminar
  2. Me gustó muchísimo el relato. No conocía el tema de Drexler (tengo que escucharlo más y mejor).
    Me hiciste acordar de una noche en Nueva Atlantis que la "flashée" (para decirlo correctamente). Ahí entendí lo que eran las noctilucas, y lo que era la soledad de no poder compartirlas con nadie. Inexplicable.

    Me encantó
    Abrazo!

    ResponderEliminar
  3. que lindo que alguien relacione un relato que escribí con algo propio. Es como ver unas noctilucas en el mar.

    ResponderEliminar

las palabras son redes que nos ayudan a sostenernos.
no te podes imaginar lo importante que es para mi tu comentario.

algo viejo que merece volver a leerse.

Alejandro Crotto y un poema cuya erótica puede pasar desapercibida a un lector desatento.

COMO CRECIENDO EN EL CARBÓN LA BRASA Entonces, de repente, percibir, como creciendo en el carbón la brasa, en cada cosa, ahora, alrededor...