Marguerite Duras.

El deseo es una actividad latente y en eso se parece a la escritura: se desea como se escribe, siempre."

*Marguerite Duras, entrevista en Le Nouvel Observateur, 14 de noviembre de 1986.-

sábado, 8 de octubre de 2016

Los manicomios

La ley de salud mental que este gobierno tira para atras es una ley de desmanicomializacion. No alcanzaba con la ley porque cerrar el manicomio, y no crear nuevos y a la vez no generar presupuesto y respuestas alternativas era insuficiente. Pero marcaba un rumbo y la necesidad de hacer viables alternativas.
Como con todas las cosas, el Pro marca un retroceso, vamos para atras, para el encierro, para la privatización, para la psiquiatrización del padecimiento.
Que puedo decir yo que Franco Basaglia no haya dicho ¿que nadie se cura en un manicomio? ¿que el manicomio esta al servicio de su autoconservacion? ¿que es una institución indigna, que genera indignidad?
Lean a Bassaglia o a quienes lo siguieron aquí  allí y en todas partes. No es falta de inteligencia, es una decisión política lo que un país hace con sus locos.
Que el Borda no tiene gas, se dijo hasta el cansancio. Y ahora los medios  y los ciudadanos se apispan de las condiciones terribles de la vida en los manicomios, que terminan naturalizando los que viven alli,los que trabajan y los que van de visita.
Y las autoridades, que dicen que no hay plata, y aquellos a los que las autoridades tienen que alertar de como las cosas son.
El aislamiento no cura, ya se sabe, y para “desmanicomializar” hay que poner muchisima plata y romper muchisimas corporaciones, y cuando hay guita todo se pervierte. Zorros en gallineros si te meten la mano en el bolsillo ¿uds. se pueden imaginar los intereses que hay atras del gran aparato manicomial? Corporaciones de profesionales, de no profesionales, proveedores de insumos, de remedios, de alimentos. Muchisima gente que vive de los manicomios.
Lo que pasó en Córdoba pasa en todos lados. La falta de enfermeras, de dignidad en cada uno de los actos cotidianos de la rutina manicomial , el tratamiento de una persona reducida a cosa, a numero,  se borra a fuerza de naturalización. Decimos 300 camas y son 300 almas.   La enfermedad mental sin cuidado es injuria sobre injuria.
El horror esta en la mirada del recién llegado,en lo que coagula una foto. La retina pierde en la costumbre la discriminacion de eso monstruoso que vos vesy se  termina por no llamar a escandalo. Estoy hablando del acostumbramiento del profesional que trabaja en el manicomio, la de la mucama, la de la enfermera que hace lo que puede y puede poco, que se queja hasta que un dia no se queja mas o transforma su queja en una letania inutil. Deberia arder la queja como una molotov, y romper todo. Romper todo ¿entendes? hasta que no quede piedra sobre piedra de la vieja institucion manicomial operando.
Lo que pasa en los manicomios es un síntoma social. No se trata de una docena de descerebrados que armaron un lugar siniestro  ignorado por los demás  Quien quiere oir que oiga, el rey esta desnudo y ha llegado la hora de que una vez y para siempre aqui allà y en todas partes hagamos algo colectivo por nuestros hermanos, los locos. Si no, nunca seremos un pueblo digno.
Si no, en una semana estamos en otra, y ah, si, los loquitos ¿que cosa no? La indignacion no alcanza, hermano, no alcanza.
Todo el tiempo mientras escribo esto, me acuerdo de los versos de Almafuerte ¡que grite y vocifere vengadora, ya rodando en el polvo tu cabeza!  Así tendría que ser nuestra indignación colectiva. Profunda y duradera: como los que rompen las bolas con las ballenas o el oso carolina, el calentamiento global o la concha de dios. Porque el manicomio es asunto de todos. Esto no es Trieste (lugar donde la desmanicomializacion fue un hecho)pero aca, en la Argentina tampoco, da vicino, nessuno e normale.

1 comentario:

  1. Creo que se está destruyendo algunas cosas buenas que se habían logrado o se estaban en camino de lograr. Y lo peor, es que se veía venir. Pero alguna gente le creyó a los medios, a ciertos aparentes cambios de opinión. Y ahora además no están esos programas de de TV, que mostraban algunos otros puntos de vista. No necesariamente certeros, pero había una alternativa.
    Y creo que además alguna gente no parece conocer la palabra empatía, ponerse en el lugar del otro.

    Saludos.

    ResponderEliminar

las palabras son redes que nos ayudan a sostenernos.
no te podes imaginar lo importante que es para mi tu comentario.

algo viejo que merece volver a leerse.

Alejandro Crotto y un poema cuya erótica puede pasar desapercibida a un lector desatento.

COMO CRECIENDO EN EL CARBÓN LA BRASA Entonces, de repente, percibir, como creciendo en el carbón la brasa, en cada cosa, ahora, alrededor...