alegrías clandestinas

Sacude el viento los afueras de la casa
nos sabemos afortunados teniendo paredes gruesas
Lo escuchamos como una banda de sonido
que remeda el oleaje del mar
mientras los vidrios tintinean un poco, sin peligro
Pensamos en los hombres y sus guaridas
en lo necesario de las alegrías clandestinas
entre la rutina y el temor por el futuro
en acopiar un poco de felicidad desmesurada
y violenta como este viento de primavera
que sacude  las ramas
y tira al piso
los frutitos y las flores de los arboles
que están del otro lado de la medianera
Un viento sacado que me ensucia el patio
Saldré a la calle
a que me envuelva este viento inútil
golpee y desempolve lo gris en mi.

Después... lo dejaré irse

yo barreré los restos.

Mañana escampará.

Comentarios

  1. Hola! Primera vez que me paso por acá, me gustaron mucho tus escritos...
    Me encantaría te pasaras por el mío y quizá darle una leída? Es sobre mis relatos eróticos explícitos, estoy intentando actualizarlo más a seguido :)

    Un saludo! Voy a pasarme más por estos lares.
    http://www.relatosdeburo.blogspot.com

    ResponderEliminar
  2. gracias Nadia, pasé y dejé comentario pero vaya a saber por que no me lo tomó. Hay que escribir, explicito o no, el calor viene a veces donde menos se lo espera.

    ResponderEliminar
  3. Me quedé sin aire mientras lo leía. Debe haber sido el viento.

    ResponderEliminar
  4. Ese viento loco que a veces es una brisa que hace cosquillas y otras un ciclón que arrasa (mejor: un Ciclón)
    Esperemos que escampe.

    Beso!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario en la entrada

las palabras son redes que nos ayudan a sostenernos.
no te podes imaginar lo importante que es para mi tu comentario.

Entradas populares de este blog

nosotros, los normales.

Erotica 2

literatura negra.