a los lectores de este blog

mandenme en un post cualquiera,en comentarios, los links a los blogs que escriben. Quiero leerlos, como uds. a mi y he perdido el rumbo. Prometo pasar por todos. Estoy tejiendo blogues.


un poema de Mariana Kruk

# (de "fuego o nada")

#

cualquier vicio
conjuga por igual
placer y riesgo.
tu boca se prestaba
y yo,
ludópata del amor,
no me iba a tirar a menos.

jueves, 14 de julio de 2016

sueños efectivamente soñados. ¿Cuando los dias buenos pasen, en que esquina me encontraras, como sabras que es lo que quiero?

la facultad, pero con un patio enorme, como el de una carcel y las aulas a la vera, pero las ventanas a ras del piso. Yo entre en un aula -vacia-por la ventana temiendo que por mi torpeza y mi falta de entrenamiento no pudiera salir. Pero si, pude
(tal vez es un resto diurno de mi incompetencia al ver tipos  -algunos hechos mierda- saltando por la vias del Roca, del anden 4 al 1, bajando y subiendo como atletas rusos)
No había clases, y el lugar estaba casi desierto. Cruce la calle y tome el colectivo. Bajan conmigo un grupo de adolescentes ya pasados. Uno muy gordo, descalzo (telefono para vos, Mauricio Macri) , pero muy gordo, con la panza cayendose, -los adolescentes gordos no son asi. merodeando negocios vacios con animo de atraco.
Que querra decir este sueño? que deseo no sabido, abyecto (gracias Arlt, por la palabra) se juega allí.

despues me desperté y ya despierta me vino la imagen de un mendigo que me decía la frase de Blake: el deseo que no se concreta engendra peste.
Pensé que no estaba bien la imagen de la duermevela. Un mendigo que lee a Blake.

ahora que escribo, recuerdo la canción mendigo en el anden y un poema mio que tiene que ver con un mendigo que le grita a la luna.

maldita asociación  libre. http://sirenasahogadasenvodka.blogspot.com.ar/2011/12/mendigo-en-el-borde-del-dia.html





No hay comentarios:

Publicar un comentario

las palabras son redes que nos ayudan a sostenernos.
no te podes imaginar lo importante que es para mi tu comentario.

algo viejo que merece volver a leerse.

Alejandro Crotto y un poema cuya erótica puede pasar desapercibida a un lector desatento.

COMO CRECIENDO EN EL CARBÓN LA BRASA Entonces, de repente, percibir, como creciendo en el carbón la brasa, en cada cosa, ahora, alrededor...