unos versos mios que tratan de cuando te das cuenta que vas a crecer.





un noviembre tuve que crecer
fue cuando terminé la escuela
Y ahora abro su caja
y en vez de recuerdos
salen larvas de recuerdos

fue un para siempre adios
lo veo dorado o sepia
libros atados con cinta de elastico
y aquel asunto de correr por gusto
tomar la lluvia boca arriba
como si hubiera sed
y como si esa sed pudiera ser saciada
hojas rivadavia
vueltas confeti
tanto apunte escrito sin para que
tanto poema de otro
que sembré como viento
y recogí  tempestad
en la memoria interminable de aquellos versos
los solos del rock
 tan virtuosos

crecer
cruce de caminos
en provincias lejanas
de noche
mas que perdida
navegar sin ser gente de aguas
disfrazarse de grande
intentando que la policia se confunda
no habiendo sido siquiera
 participe del crimen

¿que era yo?
¿quien era yo?
¿blanda arcilla
o duro canto rodado?
Se que tenia las patas metidas en el rio de Heraclíto
y vociferaba alienada
" nada cambiará"

Nadie escuchaba. Nadie escucha

A veces
hoy por ejemplo
me siento parada en el mismo umbral
como si de nuevo fuera noviembre

ave cesar
los que vamos a morir, te saludamos.




Comentarios

Publicar un comentario en la entrada

las palabras son redes que nos ayudan a sostenernos.
no te podes imaginar lo importante que es para mi tu comentario.

Entradas populares de este blog

nosotros, los normales.

Erotica 2

literatura negra.