a los lectores de este blog

mandenme en un post cualquiera,en comentarios, los links a los blogs que escriben. Quiero leerlos, como uds. a mi y he perdido el rumbo. Prometo pasar por todos. Estoy tejiendo blogues.


un poema de Mariana Kruk

# (de "fuego o nada")

#

cualquier vicio
conjuga por igual
placer y riesgo.
tu boca se prestaba
y yo,
ludópata del amor,
no me iba a tirar a menos.

jueves, 9 de julio de 2015

yo

me miro con extrañeza. Siempre me pasa eso. ¿yo era esa?
¿a todos nos pasa? Puedo reconstruir, fechando la foto, lo que leìa por entonces, el lugar, hasta puedo tener la sensaciòn tactil en la planta de los pies del fondo de las piletas -era como pisar claras sin batir- de Nuñez. Puedo reconstruir el viaje Lanus/Nuñez (cerca de donde quiza no estaba aun Ciudad  Universitaria) en el 160, el calor, el bochorno porque me salia panza de la biquini, el ansia de estar con Jorge en el agua, pero ¿yo era esa?
Les pasa a uds.? Me hacen bien las fotos. Me traen partes de mi que no tengo integradas.
Yo era esa y sigo siendolo, a despecho del paso de los años.Veo en ese gesto de cruzar la pierna izquierda sobre la derecha para la foto, un gesto que permanece. Esta destinado a disimular la cara interna de los muslos, que es en las mujeres todas -salvo las flacas y en las gimnastas- motivo de mortificacion.
Las fotos necesitan tiempo para decantar su sentido. Será por eso que no tengo apuro alguno en ver las que saque con la camara cara en Europa. Coagulan un instante y traen cierta verdad, que cuando acontece, es invisible. Inclusive, cuando esa foto es tomada, uno, como participante de la puesta en escena, nunca vio el cuadro.
Los indios de no se donde no querian que les tomaran foto, porque les robaban el alma. Pero esta bien que te roben el alma. Como en una capsula del tiempo, alma mia, me traes memorias de quien fui.

1 comentario:

  1. Ey, mona, si te hubiera conocido en ese tiempo no estaría comentando en tu blog.

    ResponderEliminar

las palabras son redes que nos ayudan a sostenernos.
no te podes imaginar lo importante que es para mi tu comentario.

algo viejo que merece volver a leerse.

Alejandro Crotto y un poema cuya erótica puede pasar desapercibida a un lector desatento.

COMO CRECIENDO EN EL CARBÓN LA BRASA Entonces, de repente, percibir, como creciendo en el carbón la brasa, en cada cosa, ahora, alrededor...