a los lectores de este blog

mandenme en un post cualquiera,en comentarios, los links a los blogs que escriben. Quiero leerlos, como uds. a mi y he perdido el rumbo. Prometo pasar por todos. Estoy tejiendo blogues.


jueves, 19 de marzo de 2015

Cosas de las ciencias exactas, que me encantan!!!. El Zen de Python.

el lenguaje de programación Python, fue creado hace más de 25 años por un holandés que le puso ese nombre por los Monty Python, un grupo humorístico inglés que también sacó algunas películas como La Vida de Brian, . Como casi todos los programas, apunta a determinadas cosas y tiene principios en los cuales se basa, que fueron enunciados por uno de sus desarrolladores en lo que se conoce como el Zen de Python:

Bello es mejor que feo. 
Explícito es mejor que implícito. 
Simple es mejor que complejo. 
Complejo es mejor que complicado. 
Plano es mejor que anidado. 
Disperso es mejor que denso. 
La legibilidad cuenta. 
Los casos especiales no son tan especiales como para quebrantar las reglas. 
Aunque lo práctico le gana a la pureza. 
Los errores nunca deberían dejarse pasar silenciosamente. 
A menos que hayan sido silenciados explícitamente. 
Frente a la ambigüedad, rechaza la tentación de adivinar. 
Debería haber una -y preferiblemente sólo una- manera obvia de hacerlo. 
Aunque esa manera puede no ser obvia al principio, a menos que usted sea holandés.
Ahora es mejor que nunca. 
Aunque nunca es a menudo mejor que ya mismo. 
Si la implementación es dificil de explicar, es una mala idea. 
Si la implementación es fácil de explicar, puede que sea una buena idea. 
Los espacios de nombres (namespaces) son una gran idea ¡Hagamos más de esas cosas!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

las palabras son redes que nos ayudan a sostenernos.
no te podes imaginar lo importante que es para mi tu comentario.

algo viejo que merece volver a leerse.

Alejandro Crotto y un poema cuya erótica puede pasar desapercibida a un lector desatento.

COMO CRECIENDO EN EL CARBÓN LA BRASA Entonces, de repente, percibir, como creciendo en el carbón la brasa, en cada cosa, ahora, alrededor...