bajo el agua

Somos nada frente  a la penuria de los otros, nuestros semejantes.
Quique de Lucio, poeta cordobés, escribió Infinitas Veces, mientras en las Sierras Chicas el agua nos deja sin palabras. Sin embargo escribimos. Infinitas veces, y aun sabiendo lo inútil del gesto escribimos. Otra vez.

Infinitas Veces

Bajo el agua
y qué si naufragamos
y de tanto naufragar
nos volvemos
anfibios:
Uno se puede acostumbrar
a respirar bajo el agua
o bajo el llanto del otro.
Recuerdo de lejos los nombres de la angustia,
las lluvias, el barro, la crecida
recuerdo que reí alguna vez
pero olvido.
Es la hora del lamento,
medicina del infortunio porque no pude,
y no supe
acompañar a los inundados,
no pude mirarlos a los ojos.
Medicina repetida en días de nubes
que se esparcen sobre las tumbas
de mis pequeñas pero infinitas muertes
en este temporal que nos exige,
que nos obliga a respirar
bajo el agua
                            Quique de Lucio, Córdoba, marzo 2015

Comentarios

  1. fuego... agua... todo una mierda che...

    ResponderEliminar
  2. lloraremos muchas veces sobre los restos de la avaricia humana que destruye la naturaleza: desmontes, quemas, represas para beneficiar intereses privados.
    ...escribir ayuda a tomar conciencia aunque no alcance.a reparar tanto dolor!

    ResponderEliminar
  3. lloraremos muchas veces sobre los restos de la avaricia humana que destruye la naturaleza: desmontes, quemas, represas para beneficiar intereses privados.
    ...escribir ayuda a tomar conciencia aunque no alcance.a reparar tanto dolor!

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias , amiga Nilda, un abrazo inmenso.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario en la entrada

las palabras son redes que nos ayudan a sostenernos.
no te podes imaginar lo importante que es para mi tu comentario.

Entradas populares de este blog

nosotros, los normales.

Erotica 2

literatura negra.