a los lectores de este blog

mandenme en un post cualquiera,en comentarios, los links a los blogs que escriben. Quiero leerlos, como uds. a mi y he perdido el rumbo. Prometo pasar por todos. Estoy tejiendo blogues.


un poema de Mariana Kruk

# (de "fuego o nada")

#

cualquier vicio
conjuga por igual
placer y riesgo.
tu boca se prestaba
y yo,
ludópata del amor,
no me iba a tirar a menos.

martes, 11 de febrero de 2014

durruti



Durruti, la guerra civil española y la memoria y el olvido.


El gringo Tosco,que se fue a los 45 y nos hubiera hecho falta.
Tiempo atrás(o ha), hable de un poeta, o tal vez, seguramente, un Poeta.
Un tal Orihuela, nacido en Moguer, igual que Juan Ramón Jimenez (siempre recuerdo que Platero era de Moguer).
Leo para mi bien sus poemas de la net, el libro se llama (es muy Carver) Piedra, corazón del Mundo yo me lo bajé para comerlo despacito  y gracias a Mario Clark Kent   (que de día es musulman y de noche trabaja de portero o así me lo imagino) que me enseñó a copiar de pdf puedo transcribirle a ud. un poema que habla de la memoria y del olvido, esas dos caras del acontecer humano. Cuenta de un hallowen en Barcelona donde el chico Orihuela se disfraza del anarquista  Buenaventura Durruti, muerto en las largas vacaciones del treinta y seis, en el verano donde nació la mujer que me diera la vida (pero allá era invierno).
En la calle nadie lo reconoce, salvo el enemigo:  el enemigo no olvida.
Es que si acá un pibe se disfrazara de Tosco, con su ropa Graffa de trabajador(azul? marrón?), inclusive con su mechón de pelo cayendo, haciéndole asco a la gomina sobre las entradas¿cuantos sabrían eh¿ eh¿
La tela de lo humano es el olvido, pero lo que efectivamente se hizo, cambia la vida para siempre, (la propia, la de los otros). Dejamos marca.
Tal vez olvidar los nombres sea la manera de hacer justicia a la vanidad de los hombres, de ese juez que es el Tiempo, que se yo,  pero  sin el acontecer de lo acontecido el hoy seria otro, como queda perfectamente demostrado en la trilogía de Volver al futuro. Quizá no importen los nombres, sino la transformación de la Historia, ese precipitado del transito de lo humano que es  la Historia. A mi que no me vengan con lo natural, denme lo humano, esa grieta.
Asi que a no buscar la gloria, si no a hacer nuestra parte.
El poema de Orihuela, sevillano de Moguer, la foto de Tosco, la memoria de Durruti ¿ves que si bien la memoria no existe el olvido tampoco???
P.S.: El nombre del poema es una cancion de Lou Reed, que puse abajo del poema en un exceso tipico de esta servidora
HALLOWEEN PARADE
There’s a downtown fairy…
Lou REED
Cualquiera te decía que pasaba.
Me disfracé de Durruti
que, para el personal, era como ver a un mecánico con boina,
y llegué, sin pena ni gloria, hasta la calle de los señoritos.
Recuerdo la repentina palidez del viejo alcalde franquista
al verme montar un subfusil inutilizado que llevaba al hombro
y describir un círculo en el aire.
Esos sí que no olvidan.
Desde el balcón de su casa,
cuando me había alejado,
se cagó en Dios, en la democracia y en el Carnaval
y yo continué
disfrazado de mecánico con boina
hasta tu bar
-iOlé mi anarquista guapo.
Viva la CNT, la FAI y to lo’s libertario! -me dijistey,
saliendo de la barra, me besaste,
y brindamos por estar allí,
por estar vivos,
por estar todos juntos
haciendo realidad, al menos, tus sueños.
Han vuelto, sabes, aquellos días,
pero hace frío y aquí todo está en silencio,
tan sólo mi esfuerzo y un punzón de hierro
sobre el cemento erosionado
abren nuevos surcos a tu nombre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

las palabras son redes que nos ayudan a sostenernos.
no te podes imaginar lo importante que es para mi tu comentario.

algo viejo que merece volver a leerse.

Alejandro Crotto y un poema cuya erótica puede pasar desapercibida a un lector desatento.

COMO CRECIENDO EN EL CARBÓN LA BRASA Entonces, de repente, percibir, como creciendo en el carbón la brasa, en cada cosa, ahora, alrededor...