a los lectores de este blog

mandenme en un post cualquiera,en comentarios, los links a los blogs que escriben. Quiero leerlos, como uds. a mi y he perdido el rumbo. Prometo pasar por todos. Estoy tejiendo blogues.


un poema de Mariana Kruk

# (de "fuego o nada")

#

cualquier vicio
conjuga por igual
placer y riesgo.
tu boca se prestaba
y yo,
ludópata del amor,
no me iba a tirar a menos.

domingo, 29 de diciembre de 2013

y voy, tratando de zafar.



¿y mis palabras de fin de año? donde quedaron? Simplemente ¿voy tratando de zafar?
Y sin embargo la canción sigue... "no voy a tolerar que ya no tengan fe"

fuerte ¿verdad? No toleremos la falta de fe. Esperemos fuerte cosas grosas para nosotros.
Esperemos con ganas, a contrapelo de la Historia. Trascendencia. Grandes momentos. Que los hijos brillen, que se nos de esa que ni siquiera nos animamos a pedir.
Que la poesía de la vida nos resbale como miel por los ojos y por la boca aunque nos de verguenza, un poco, en este mundo de tanto tienes tanto vales.
Anímate a mas, como diría un comercial que te quiere vender algo. Pero anímate a mas vos.
Ahí esta la muerte, mostrando la enagua, amenazando, la muy guacha, prepoteandonos. Entonces hace eso, minusculo -quiza nadie lo advierta, invisible para la monada- que te marca alguna diferencia entre estar vivo y vivir.
No descuelgues las banderas de lo que alguna vez soñaste. Y aunque estes muerto para afuera, para adentro segui dandole a la manivela, a ver si suena un poco esta puta vida.
No voy a tolerar que ya no tengan fe. Los quiero con la actitud de las sirenas rusas de la cabecera del blog. Yo misma tendre esa postura, mirando el futuro. Si señor.
Retirense de acà los que dejaron de pedir cosas imposibles al año nuevo. Ya mismo.
a los tibios, la sirena, los vomita de su boca.

2 comentarios:

  1. a no bajar los brazos, ni a principio ni a fin de año.
    muy lindos temas tiene la vela

    ResponderEliminar

las palabras son redes que nos ayudan a sostenernos.
no te podes imaginar lo importante que es para mi tu comentario.

algo viejo que merece volver a leerse.

Alejandro Crotto y un poema cuya erótica puede pasar desapercibida a un lector desatento.

COMO CRECIENDO EN EL CARBÓN LA BRASA Entonces, de repente, percibir, como creciendo en el carbón la brasa, en cada cosa, ahora, alrededor...