el destino del cadáver.

No se vale enterrarlo
es un cuerpo tan sutil
que la tierra abominará su materia

Aquellos olores
con los que sus restos
me llenan la tarde
no hieden inmundos
como los de bestias u hombres


Inútil para abonar el espacio
donde crecerán plantas o flores
deja tras de si
un poco de desaliento


Lentamente, lo desvestí
como una buena samaritana
le he sacado los adornos 
lo despojé de lo innecesario

cuando se te muere un sueño muy querido
¿como deshacerte del cadáver.?



Comentarios

Entradas populares de este blog

nosotros, los normales.

Erotica 2

literatura negra.