a los lectores de este blog

mandenme en un post cualquiera,en comentarios, los links a los blogs que escriben. Quiero leerlos, como uds. a mi y he perdido el rumbo. Prometo pasar por todos. Estoy tejiendo blogues.


un poema de Mariana Kruk

# (de "fuego o nada")

#

cualquier vicio
conjuga por igual
placer y riesgo.
tu boca se prestaba
y yo,
ludópata del amor,
no me iba a tirar a menos.

miércoles, 24 de noviembre de 2010

Momotaro. Cosas que se encuentran en el agua dos.

En vez de abrevar en fabulas criollas yo busco el satori leyendo chinoises. Sabia de un cuento tradicional japones. Lo lei tantas veces para ver si me volvia zen y el cuento, como una delicada orquidea, ofrecia su sentido a mi mente conurbana. Les cuento el cuento y les pido, gentiles lectores, que oren para que me deje de pensar en que las chinoises me daran claridad.
Para uds. Momotaro


En el tiempo de antes,  vivian una pareja de viejos, leñadores de la montaña, sin hijos. Un dia de sol radiante y cielos azules, el hombre viejo fue a buscar leña mientras la mujer vieja iba a lavar a un arroyo transparente y angosto que corria entre las colinas. Y sobre el agua vieron un durazno enorme.
La vieja le pide al viejo que abra el durazno y ante la sorpresa de ambos adentro habia un niño. Si señores, adentro de un durazno un pibe. Lo llamaron Momotaro,porque estaba adentro de un momo, un durazno y era  hermoso como la luz. El pibe crece, sano y feliz en la casa de los viejos, pasa el tiempo y cada vez crecia mas y mas y superaba en fuerza y musculo a los otros pibes del pueblo.
Como en toda sociedad que se precie habia enemigos y terror a los enemigos.

-¿Quien nos salvara de los Demonios y de los Genios y de los terribles Monstruos!

-Yo sere quien los venza, dijo Momotaro-. Yo ire a la isla de los Genios y los vencere.

Y asi fue, que en el pueblo, confiando en la fuerza de Momotaro, le dieron una armadura y con
un estandarte enarbolado alla fue Momotaro, llevando comida para mantenerse fuerte a la isla de los genios.

En el camino encuentra un perro que habla y que le pide ir con él a cambio de comida, prometiendo ayudarlo. Y a un mono, y a un Faisan. La isla de los demonios quedaba lejos, el mar estaba loco y Momotaro y sus ayudantes siguen la marcha, valientes.
Llegan a la fortaleza y se disponen a vencer a los guardias, el Faisan con su pico, el Perro con los dientes, el Mono con las uñas y Momotaro. Todos luchan con crudeza, y vencen a los genios y a los demonios

¡Nos rendimos! ¡Nos rendimos! Sabemos que hemos sido muy malos, nunca mas volveremos a serlo. Les devolveremos el tesoro y todas las riquezas.

Sobre una carreta cargan todo el tesoro y todo lo que habia en poder de los Genios. El Perro tira de ella, el Mono empuja por detras y el Faisan les indica el camino.

Y Momotaro, sentado encima,entra en su pueblo donde todos le aclamaban como vencedor, repartiendo el tesoro entre la gente del pueblo.


--------------------------------


Y cuál es la moraleja? Nunca jodas con un perro, un mono y un faisán que van con un niño que salió de un melocotón. Asi nunca jamas podré ser zen. El zen no es lo mio, el peronismo tampoco, nunca estuve en Disneylandia y no soy ni sere flaca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

las palabras son redes que nos ayudan a sostenernos.
no te podes imaginar lo importante que es para mi tu comentario.

algo viejo que merece volver a leerse.

Alejandro Crotto y un poema cuya erótica puede pasar desapercibida a un lector desatento.

COMO CRECIENDO EN EL CARBÓN LA BRASA Entonces, de repente, percibir, como creciendo en el carbón la brasa, en cada cosa, ahora, alrededor...