verdin abajo

Quiza funcionara si yo lo mato, si dejo de observar como camina, su paso por la vereda, la peculiar manera que tiene de sorber el humo de su cigarrillo, el hielo del vaso, el olor que tiene  (amo pensar en el olor que tiene), y la voz que le sale desde el diafragma a la bella garganta que solo es bella porque es suya, puesto que no hay nada erotico en las gargantas o en los cuellos para mi, salvo que sea él el que la porta, porque todo en él es erotico.
Si yo lo mato mi cuerpo caeria en un agujero. Agujero con verdín en las paredes, no podria subir  Resfalaria, resfalando hacia abajo, resbalando... refusilando, cayendo verdin abajo.
Si yo   lo mato seria bueno. Seria dormir. Mi cerebro manaria clonazepan, alprazolan, y sangre bombeando Clonazepan a mi cerebro podrido de pensarlo.
El clonazepan andaria combinado con el oxigeno, y seria -ya no sintetico-sino fabricado por mis neurotransmisores, dopamina, nordopamina todo quimica y nada de sujeto alli. Yo lo mato y me ausento.
borracha elefante que comio mucha amarula del suelo, como un  mono atiborrado de guayabas maduras.
si yo lo mato de adentro mio y no me muero en el tramite podria dormir el sueño de los justos, el de los ingenuos, abierta de piernas y con los brazos para arriba abiertosabiertosabiertos y descansar un rato esta noche.
y no escribir mas.....verdinabajoooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

nosotros, los normales.

Erotica 2

literatura negra.