a los lectores de este blog

mandenme en un post cualquiera,en comentarios, los links a los blogs que escriben. Quiero leerlos, como uds. a mi y he perdido el rumbo. Prometo pasar por todos. Estoy tejiendo blogues.


un poema de Mariana Kruk

# (de "fuego o nada")

#

cualquier vicio
conjuga por igual
placer y riesgo.
tu boca se prestaba
y yo,
ludópata del amor,
no me iba a tirar a menos.

jueves, 14 de enero de 2010

nadar de noche

Juan Forn uso la metafora nadar de noche para hablar de como es estar muerto.
Pinamar, creo. Ya paso mucho tiempo.En pareja a la playa. Casi un cliche.
Ruido del mar, acojonandote. No sos una propaganda de jockey.El escenario si, pero hay algo ominoso en el ruido del mar, en cuanto a veinte pasos de la orilla, te das cuenta que nadar de noche no es lo que te creias.
Y tenes una intuicion de lo que es de verdad la puta muerte.
Que el mar de noche amenaza para cumplir.
Y que te va a tragar un dia de estos.La muerte,digo.La muerte en ese bultito de tu pecho, en esa distraccion que tenes al cruzar las vias,siempre, en la espadita que te escarba el plexo solar, el dolor de cabeza que puede ser que una venita minuscula te estalle de una vez por todas, que eso del pecho no era angustia, querida mia, era un bobazo de los grandes. O alzehimer, por que no te va a tocar a vos, boluda.¿que te crees?.
Y ya no queres nunca mas en la vida nadar de noche.
Nadar de noche, no hay orilla, al rato no hay arriba ni abajo, ni margen, ni nada.
Y cuando es de dia, y estas ahi, deseando meterte en ese mar, te olvidas, y vivimos olvidandonos, cada vez menos, de esa vieja percepcion de lo que la muerte es.

2 comentarios:

  1. Qué la parióoooo. Bien guardadito que lo tenía,. Lo voy a poner en mis favoritos clandestinos. COngratulationsssssss

    ResponderEliminar
  2. La muerte, como dice Sartre, la posibilidad que anula todas las otras posibilidades. Es posible, está ahí. Y el mar de noche....Salvo que mires la inmensidad de las estrellas que te marean, salvo que haya luna, salvo que vayas para disfrutar en la arena...Nada más. El mar es para el día. ¿Qué sentirían los antiguos navegantes griegos cuando el sol se iba? Con razón los monstruos acechantes después de las columnas de Hércules, que nosotros, moros mediante , las llamamos Gibraltar.

    ResponderEliminar

las palabras son redes que nos ayudan a sostenernos.
no te podes imaginar lo importante que es para mi tu comentario.

algo viejo que merece volver a leerse.

Alejandro Crotto y un poema cuya erótica puede pasar desapercibida a un lector desatento.

COMO CRECIENDO EN EL CARBÓN LA BRASA Entonces, de repente, percibir, como creciendo en el carbón la brasa, en cada cosa, ahora, alrededor...